Teruel
Suscríbete por 1€

La Puebla de Híjar baila con sus gigantes moriscos

Los honores a San Roque pondrán hoy el cierre a cinco intensos días de fiestas en las calles de la localidad turolense.

Los gigantes y cabezudos, ayer en pleno pasacalles en las calles de La Puebla.
La Puebla de Híjar baila con sus gigantes moriscos
B. Severino

La recta final de las fiestas patronales de La Puebla de Híjar comienza hoy muy temprano dejando atrás los ecos de una noche que arrancó con el rock del grupo Insolenzia en concierto. Tras los honores presentados ayer a la Virgen, hoy es el turno del patrón en un día que amanece con una misa en la capilla que lo guarda todo el año en la calle a la que, además, da nombre. Tras la celebración, la imagen de San Roque será trasladada a la iglesia, de donde partirá la procesión.

La comparsa de gigantes y cabezudos y los dulzaineros Azofra tendrán un papel destacado porque arroparán el momento del traslado de nuevo a la capilla tras la intensa mañana. La agrupación suma varias actuaciones desde el sábado y ayer calentó motores con un pasacalles que terminó con los gigantes bailando la jota en la plaza del Ayuntamiento al ritmo de la charanga Virgen de la Peña de Berge. La tradición de gigantes va tomando fuerza aunque es reciente en La Puebla. De hecho, lo es tanto que el domingo celebraron su cuarto aniversario rodeados de las comparsas de pueblos vecinos. Los primeros gigantes en llegar aquel 14 de agosto de 2013 fueron Aisha y Farax. Representan a una lavandera y a un zabacequias en un homenaje al pasado morisco de la localidad del que hoy quedan muchos vestigios, entre ellos, el sistema de riego. Cabe destacar que las asesoras históricas fueron las hermanas Carmen y Marisa Gimeno, que este año fueron las encargadas de dar el pregón.

La comparsa crece y junto a los moriscos ya desfilan la gigantona Paquita y su Cabezón, ambos llegados desde Nicaragua, además de los dos personajes que porta la sección infantil, el mago Zafán y un pequeño morisco hijo de la pareja pionera.

Un intenso miércoles

Los honores a San Roque comenzarán temprano y dejarán el resto del día para uno de los actos más tradicionales de La Puebla en fiestas como es el Guiso de la Vaca. Comenzará a elaborarse en la emblemática plaza del Granero a las cuatro de la tarde para que a las nueve esté listo para cenar. Mientras, se librarán varias finales y campeonatos de juegos y los niños tendrán su gran momento con un desfile de disfraces. Este también suele ser uno de los actos más participativos. El cierre lo pondrá la última sesión de baile, el entierro de la sardina de madrugada, el último pasacalles de la charanga y la traca final de fiestas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión