Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

Luz verde a una inversión de ocho millones de euros para los regadíos truferos de Sarrión

Los truficultores llevan cerca de dos décadas esperando el proyecto que permitirá regar 821 hectáreas de cultivos. El Consejo de Gobierno aprobó ayer una financiación plurianual hasta 2021.

Riego básico para consolidar las producciones. Hay fincas, como en la de Daniel Bertolín en la foto, que, ante los retrasos del proyecto de regadío social, cuentan con un riego en precario: a través de camiones que transportan cubas y cisternas para garantizar a los cultivos de trufas un mínimo de agua.
Luz verde a una inversión de ocho millones de euros para los regadíos truferos de Sarrión
A. García/Bykofoto

El proyecto de regadío social para las plantaciones truferas del área de Sarrión ya tiene luz verde tras la aprobación ayer por el Consejo de Gobierno de una inversión plurianual de 8 millones de euros destinados a permitir el riego en 821 hectáreas de cultivos.

El regadío social, declarado de interés general por el Gobierno de Aragón, será ejecutado por el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad en cinco anualidades hasta 2021, la primera de las cuales, en este mismo año, dispondrá de una partida de 100.000 euros. El resto se distribuirá en dos millones de euros en cada ejercicio.

La financiación correrá a cargo de los fondos europeos Feader en un 53%, el Gobierno de Aragón aportará un 28% y la Administración central, el 19% restante. El objetivo del proyecto persigue consolidar la producción de la trufa, sometida en estos momentos a las fluctuaciones de la climatología. La actividad se ha revelado como uno de los pilares económicos de la comarca de Gúdar-Javalambre –especialmente de Sarrión–, en donde se dedican al cultivo del hongo Tuber melanosporum unas 5.000 hectáreas de superficie.

La noticia ha sido recibida en el sector de la truficultura con esperanza. Se trata de una vieja demanda de los agricultores de la zona que ha tardado más de quince años en hacerse realidad. En principio, beneficiará a 157 propietarios, la mayoría de los cuales tienen sus cultivos en Sarrión, si bien los hay en Albentosa, Manzanera y La Puebla de Valverde.

El presidente de la Comunidad de Regantes de Sarrión, Manuel Doñate, señalaba ayer que con la aprobación de la inversión, el proyecto de riegos "no debería tener marcha atrás". Según dijo, espera poder reunirse con responsables del Departamento de Desarrollo Rural de la DGA para conocer los detalles del plan y las modalidades establecidas para su licitación. En principio, Doñate se muestra partidario de llevar a cabo la actuación de forma continuada, "no es fases que podrían suponer parones en las obras".

A su juicio, también se tendría que buscar la fórmula más adecuada para subvencionar la aportación que deben asumir los regantes y que representaría el 50%, hasta completar el coste total de la obra, presupuestado en 16 millones de euros.

Manuel Doñate señaló que cada vez hay más propietarios interesados en habilitar regadíos en sus fincas, ya que, según explicó, "han visto que las tierras que los tienen han obtenido una producción aceptable en las campañas de los dos últimos años de sequía persistente, y los que no cuentan con riegos, no han podido obtener ni una sola trufa". La comunidad de regantes dispone de tres pozos que posibilitarán el suministro de agua a las fincas truferas mediante un sistema de canalizaciones.

Para Daniel Bertolín, uno de los pioneros de la truficultura turolense, lo importante es comenzar a andar. "Después –precisaba– ya hablaremos de buscar otros métodos de financiación para completar las aportaciones de las administraciones".

El agricultor considera clave este sector en la zona de Sarrión, en donde se concentra la mayor parte de los 500 propietarios que se dedican al cultivo de la trufa negra en la provincia. Vital es por tanto, a su juicio, el riego social, que permitirá sobrellevar las plantaciones sin los vaivenes actuales. "Ahora hay muchos agricultores que han optado por riegos, porque no hay más remedio si no llueve, pero de forma tercermundista: con camiones que transportan cubas hasta las explotaciones", aclaró Bertolín.

El alcalde de Sarrión, Jorge Redón, se mostraba satisfecho con la aprobación de la partida de 8 millones para arrancar las obras. "Es fundamental para la localidad y la comarca –señalaba el regidor–. Las trufas generan riqueza y han permitido fijar población". "Disponer de riegos es vital como se ha demostrado en estos años de sequía", apostilló.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión