Teruel
Suscríbete por 1€

Un vecino de Villaspesa sufre quemaduras en la cara por una explosión en su cochera

El estallido arrancó las puertas metálicas del garaje y obligó a desalojar a dos familias que estaban en la finca.

Los bomberos, delante de la cochera donde ocurrió la explosión, que arrancó la mitad de la puerta.
Los bomberos, delante de la cochera donde ocurrió la explosión, que arrancó la mitad de la puerta.
a. g./b.

Un vecino de Villaspesa, un barrio pedáneo de Teruel, resultó herido ayer como consecuencia de una explosión accidental ocurrida en la cochera de su casa a las 20.00. Debido a la deflagración, el hombre, de unos cuarenta años y nacionalidad rumana, sufrió quemaduras de primer grado en la cara y fue evacuado de inmediato al hospital Obispo Polanco de la capital. Otras dos personas que se encontraban en la finca fueron trasladadas también al centro hospitalario por la posible inhalación de humos.

El estallido se debió, según una fuente cercana a la investigación del suceso, a la utilización de gasolina para limpiar algún objeto en el garaje. El arranque de la caldera de la calefacción del edificio provocó el escape de una chispa que hizo estallar los gases acumulados en la cochera por la evaporación de la gasolina. El herido, aturdido inicialmente, explicó a las primeras personas que acudieron a auxiliarle que notaba ardor en la cara.

La explosión arrancó la mitad del portalón mecánico del garaje y dobló la otra mitad. El edificio, una finca de dos pisos situada en el número 5 de la Carretera de Cubla, estaba ocupado en aquellos momentos por otras cinco personas, además el herido, y todas ellas fueron desalojadas por precaución. La inspección de la casa por los bomberos constató que no había sufrido daños estructurales y pudo ser reocupada tras la extinción del fuego.

Uno de los vecinos del edificio, José Miguel Ferrer, explicó que, al anochecer, escuchó "un ruido muy fuerte" y, a continuación, como salía de la cochera "un humo negro". Ferrer reconoció que el estallido le dio un tremendo susto, al igual que a su mujer y a su hija, de dos años y medio. También la esposa y el hijo de año y medio del herido estaban en el edificio y fueron igualmente desalojados.

Hasta el lugar se desplazaron dotaciones de las policías Nacional, adscrita a la DGA y Local. El oficial de la Policía Local Ángel Loras, que atendió en primera instancia al herido, explicó que presentaba quemaduras en el rostro. La Policía Judicial investiga las causas del siniestro, que provocó alarma vecinal. Loras añadió que, dadas las circunstancias de la explosión, el herido "tuvo mucha suerte" de no sufrir lesiones más graves.

Una dotación de tres bomberos equipados con una autobomba intervino en la extinción del fuego, que provocó graves destrozos en la cochera pero que no se extendió a los tres pisos situados en las plantas superiores. Los efectivos policiales cortaron el paso de vehículos al tramo de la calle donde se produjo la explosión para facilitar los trabajos de extinción.

La alcaldesa pedánea, Sonia Navarro, explicó que una de las familias afectadas se trasladó inicialmente a su casa porque la finca siniestrada se quedó sin suministro eléctrico como consecuencia del estallido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión