Sale por fin a licitación el hospital de Alcañiz con 53 habitaciones dobles y 51 individuales

DGA confirma que existeinterés por la escasez de obra pública. Las obras no terminarán hasta el año 2021.

El parquin del sótano se reubicará en la planta calle.
El parquin del sótano se reubicará en la planta calle.
Heraldo

En un periodo de escasez de inversión pública, una obra de casi 81 millones de euros es un fuerte reclamo para cualquier constructora. Por ello, son muchas las empresas que se han interesado por el proyecto de construcción del nuevo hospital de Alcañiz, cuyas obras acaban de salir a licitación, según confirman desde el Salud. No obstante, el plazo de presentación de ofertas termina el día 26 por lo que la mayoría de ellas apurarán hasta el final para no tener el más mínimo fallo.

Una vez se cierre el periodo de presentación de ofertas, comenzarán los trámites administrativos para adjudicar las obras, que en el mejor de los casos no comenzarán hasta la primavera de 2017, debido a los largos trámites habituales en las grandes obras en las que se pueden producir reclamaciones. El hospital alcañizano lleva más de una década de espera.

Hace menos de un mes el Consejo de Gobierno de DGA autorizó la construcción del centro sanitario en un plazo de cinco años. Es decir, que estará construido en 2021, como pronto, un año más tarde de la última fecha que se había avanzado. DGA modificó, por tanto, el gasto plurianual solo tres meses después de su aprobación inicial, pasando de tres a cinco años por las dificultades presupuestarias del ejecutivo autonómico.

En Alcañiz, la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos, muy beligerante en la pasada legislatura contra el proyecto del PP-PAR para construir el hospital mediante la colaboración público-privada, se alegra de que el PSOE cambiara el modelo por uno "100% público". No obstante, esperan que el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, conteste a sus requerimientos y celebre un acto público en Alcañiz para explicar "los cambios en el proyecto y los motivos de los retrasos".

Más crítico es el alcalde alcañizano, Juan Carlos Gracia Suso (PP), quien alerta de que si el plazo de ejecución del proyecto son tres años, la constructora no puede alargar la obra hasta los cinco años porque aumentarían los gastos. "Se retrasará el inicio de las obras para ajustarse a terminar en 2021 sin aumentar los costes de personal", aseguró.

El pliego del contrato incluye, entre las modificaciones a proponer por las constructoras en sus ofertas, que el parquin del sótano se traslade a la planta calle para mejorar la seguridad.

El principal cambio que se ha producido en el proyecto respecto al diseñado por el anterior ejecutivo son las habitaciones, que ya no serán todas individuales. Pero esta circunstancia ha sido interpretada de manera distinta por los colectivos afectados. El equipo de gobierno autonómico defiende que se han tenido en cuenta criterios económicos y de operatividad, mientras que la oposición critica que con esta medida se reducirá la calidad asistencial y que no se cumplen las directrices europeas y de los colegios de médicos.

Habrá 157 camas distribuidas en 53 habitaciones dobles (106 camas) y el resto en 51 individuales. Es decir, un 50% de habitaciones simples. Además, de estas 51 individuales 28 son "polivalentes", o sea, convertibles en dobles en casos de saturación. Así, cuando esté lleno, el porcentaje de individuales bajaría al 12%.

Recientemente, la DGA ha hecho público un informe realizado a petición de Podemos para conocer la incidencia de las habitaciones individuales en la salud. Este documento, basado en varios estudios de expertos americanos, sirve de argumento para avalar el reparto de camas ya que en él no se demuestra la relación directa con la mejora de los enfermos. Aunque la formación podemita se muestra conforme y no considera necesario modificar el proyecto, la oposición critica que se trata de un texto "a medida".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión