Despliega el menú
Teruel

Preocupación ante el riesgo de perder ocho millones del Fondo de Inversiones de Teruel

Guillén alerta de que 11 proyectos estarían afectados por no haberse prorrogado el plazo para su ejecución. El subdelegado del Gobierno plantea financiar las obras atrasadas de 2014 con cargo al presupuesto del FITE de 2016.

El consejero Vicente Guillén, ayer tras el Consejo de Gobierno.
El consejero de presidencia Vicente Guillén.
O. Duch

La provincia podría perder 8 millones de euros del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) correspondientes al año 2014 tras haber rechazado el Ministerio de Hacienda la prórroga del plazo de certificación, que finalizaba el pasado día 15, para once proyectos pendientes de tramitación.

La consejera de Economía, Marta Gastón, alertó el miércoles de esta situación en la localidad oscense de Monzón, tras informar de que el Ministerio de Hacienda se había negado a convocar una reunión de la ComisiónMixta, encargada de la gestión del Fondo, para el día 30 de noviembre con objeto de plantear la ampliación del plazo de los proyectos que todavía no han recibido las inversiones.

El consejero de Presidencia, Vicente Guillén, reconoció ayer en Teruel que la preocupación del Gobierno de Aragón es "máxima". "Hay obras muy importantes que podrían quedar afectadas porque el Gobierno central anuló inexplicablemente la reunión del pasado día 30", agregaba Guillén.

El consejero señaló que si no se prorrogan estos proyectos que, a su juicio, no se han ejecutado todavía por complicaciones técnicas o administrativas, "se plantea un problema muy serio" para poner en marcha infraestructuras importantes para la provincia.

Entre las inversiones pendientes, figuran una parte del centro para la práctica y difusión de la astronomía ‘Galáctica’ de Arcos de las Salinas, la rehabilitación del asilo de San José de Teruel como Conservatorio o la estación de autobuses de Alcañiz. El parque faunístico de Tramacastilla, una iniciativa que por fin veía la luz tras muchos años de retraso, o el laboratorio de investigación de Motorland, se encuentran, asimismo, entre las actuaciones que podrían perder su financiación.

Para tratar de solucionar el problema, Vicente Guillén instó al Ministerio de Hacienda a que "convoque inmediatamente la comisión mixta para que podamos hablar de un nuevo plazo para los once proyectos".

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, también se refirió a los proyectos del FITE pendientes alertando del daño "grave y absolutamente incomprensible" que puede provocar la decisión del Ministerio de Hacienda. Lambán aseguró no haber recibido ninguna explicación por parte de esta institución, que suspendió "unilateralmente" la reunión en la que debía realizarse el proceso.A costa del Fondo de 2016

El subdelegado del Gobierno, José María Valero, descartó la convocatoria este mes de la comisión mixta Gobierno central-DGA suspendida el pasado 30 de noviembre y señaló que la comunicación entre ambos ejecutivos se realizará "por carta". Valero afirmó que los proyectos "a medio hacer o que ni siquiera se han iniciado" correspondientes a 2014 se llevarán a cabo, aunque dijo que probablemente sea a costa de los 60 millones de presupuesto del año 2016. Esta solución supondría la pérdida de los 8 millones de inversión para la provincia, aunque permitiría finalizar las actuaciones aprobadas el año pasado, algunas de ellas de gran calado.

Valero recordó que el compromiso de certificar las obras de 2014 en diciembre de 2015 como muy tarde fue "firmado" y asumido por los gobiernos central y autonómico, y los destinatarios de las ayudas eran conocedores de este "tope". Sin embargo, se mostró convencido de que, finalmente, los proyectos que no hayan podido cumplir este requisito "se podrán hacer", aunque apuntó que sería a cargo de la anualidad de 2016.

El subdelegado denunció el "problema de gestión" que arrastra la DGA porque a quince días de terminar 2015 no ha comunicado todavía a los beneficiarios parte de las ayudas aprobadas para esta anualidad. Advirtió de que esta demora retrasará el proceso de ejecución y certificación y podría desembocar en problemas para cumplir los plazos, como ha ocurrido con las obras de 2014.

El alcalde de Teruel, Manuel Blasco, afirmó que no arroja la toalla de que se celebre la comisión Gobierno central-DGA que abordaría la prórroga de los proyectos de 2014 y señaló que realizará "gestiones" ante el Ministerio de Hacienda para que la cita tenga lugar antes de acabar 2015. Instó a los responsables de Hacienda a hacer "un esfuerzo de agenda".

A renglón seguido, Manuel Blasco criticó a la DGA por su tardanza en notificar las ayudas concedidas este año, lo que bloquea la adjudicación de varios proyectos afectados en la ciudad. Blasco acusó al Ejecutivo aragonés de lanzar sus reproches contra el Gobierno central por la cancelación de la comisión mixta "48 horas antes de las elecciones" para "entrar en campaña".

Etiquetas
Comentarios