Despliega el menú
Teruel

El PP saca adelante un presupuesto a la baja con el apoyo del PAR y C's

Las cuentas de 2016 ascienden a 32,9 millones, frente a los 42,8 de 2015, y la inversión cae a un tercio.

PP, Ciudadanos y PAR votaron a favor de los presupuestos del Ayuntamiento para 2016.
PP, Ciudadanos y PAR votaron a favor de los presupuestos del Ayuntamiento para 2016.
Heraldo

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Teruel, del PP, sacó adelante ayer los presupuestos de 2016 con el apoyo de los dos concejales del PAR y los dos de Ciudadanos. Los populares recibieron en el pleno el voto de los aragonesistas y de C’s tras aceptar varias de sus enmiendas al borrador presupuestario. Finalmente, las cuentas para el año que viene se quedan en 32,9 millones de euros, un 23% inferiores a las de 2015, que alcanzaron los 42,8 millones. PSOE, Ganar Teruel y CHA votaron en contra.

La inversión se queda en 5,2 millones frente a los 15,2 de 2015. La principal obra es la rehabilitación de la iglesia de San Miguel con 1,5 millones de euros a financiar con cargo al Plan Juncker de la Unión Europea, aún sin concretar. Le sigue la conversión del antiguo Asilo en conservatorio y centro social con 1,1 millones de euros.

El alcalde, Manuel Blasco, calificó el presupuesto de "ajustado y con sentido común". La concejala de Hacienda, la también popular Rocío Féliz, reconoció que el equipo de gobierno quería acometer más inversión con créditos pero, finalmente, solo firmará préstamos por importe de 756.100 euros, frente a los 1,5 millones previstos inicialmente. Gracias a la reducción de la deuda, el Ayuntamiento puede recurrir después de cinco años de imposibilidad legal a operaciones crediticias para costear proyectos.

El presupuesto incluye una partida de 96.000 euros para la redacción de proyectos a ejecutar en años sucesivos. Blasco anunció que uno de los encargos inmediatos será proyectar un ascensor para unir el barrio del Carmen con el Centro Histórico, una propuesta lanzada por el grupo socialista. El alcalde destacó como principal logro del presupuesto el incremento de los fondos para conservación, reparación y mantenimiento de la ciudad en un 25%, tras años de congelación de esta partida e incluso recortes.

El portavoz socialista, José Ramón Morro, lamentó que de todas las enmiendas socialistas, con un gasto total de 465.000 euros, el PP solo haya aceptado una por importe de 3.000 euros. Morro criticó que de 1,5 millones de inversión con cargo a préstamos se haya pasado finalmente a 0,7.

La portavoz de Ganar Teruel, Anabel Gimeno, dijo que el Ayuntamiento está "encorsetado" a la hora de elaborar sus presupuestos por la legislación estatal. Además, se mostró "dolida" porque varios acuerdos plenarios tomados por unanimidad, finalmente no se han plasmado en las previsiones económicas de 2016, como la propuesta de Ganar para acondicionar solares vacíos como parques.

El portavoz del PAR, Julio Esteban, dijo que el presupuesto es "realista" y con contenido "social", aunque "no es el deseable". Para el concejal de Ciudadanos Ramón Fuertes, en las cuentas ha primado "el sentido común" y recordó que, de las seis enmiendas que presentó C’s, cinco han sido asumidas. El concejal de CHA, Paco Martín, consideró asumibles algunos capítulos del presupuesto, aunque no es positivo en su conjunto.

Museo de la batalla de Teruel

El principal debate del pleno giró en torno a la conveniencia de promover un museo sobre la batalla de Teruel, una de las más importantes de la Guerra Civil, en detrimento del parque temático sobre asedios medievales y de la Antigüedad, Trebuchet Park, impulsado por el PP. PSOE, Ganar, PAR y CHA se mostraron a favor del proyecto sobre la batalla, mientras que Ciudadanos no se posicionó. Blasco se pronunció a favor de tratar este asunto, aunque con la inquietud de que resucite el enfrentamiento "de las dos españas", una reticencia que fue calificada de "rancia" por Paco Martín.

Etiquetas
Comentarios