Despliega el menú
Teruel

Concluye la restauración exterior de la catedral

El trabajo más importante realizado en esta última fase ha sido el de la configuración de los óculos

Interior de la catedral de Albarracín.
Interior de la catedral de Albarracín.

La fase última de la restauración exterior de la catedral de Albarracín ha concluido después de una intervención en los laterales exteriores del monumento, atendiendo el rejuntado de prácticamente toda la mampostería de piedra del edificio, así como el retejado de las capillas laterales, la supervisión del tejado central de la nave, y la consolidación de los contrafuertes que limitan las capillas.

El trabajo más importante ha sido el de la configuración de los óculos como pudieron encontrarse en un principio y toda la intervención se ha prolongado durante dos meses y medio.

Se han vuelto a instalar nuevos alabastros, circundados por un recercado de mortero de cal, siguiendo las premisas de los restos hallados, ha informado la Fundación Santa María de Albarracín en un comunicado.

Este mortero recubre en su totalidad las bajantes de los ventanales como aparecía en las huellas encontradas, siguiendo lo que pudo ser el hueco de los ventanales apuntados de la primera catedral del siglo XVI, cegados con posterioridad, al inscribir en ellos los actuales óculos, seguramente en el siglo XVIII. Este ha sido el mortero con el que se ha rejuntado también, la mampostería mencionada.

Óculo cegado

La totalidad de estos ventanales sobre los que se ha actuado son cuatro en el lateral derecho, y tres medios en el izquierdo, por cuanto debieron subir los tejados con posterioridad a su instalación original cegando, con la proyección del tejado, las partes bajas de estos óculos.

También apareció totalmente cegado el óculo que da por el exterior, al órgano interior de la catedral. En este mismo lateral, orientado hacia la plaza de la Seo, se ha saneado el único contrafuerte existente, que separa la nave del ábside en el que se intervino en la fase anterior.

El año pasado los trabajos de la Fundación se han centrado en el exterior de la catedral, empezando, en una primera fase por el ábside del monumento, utilizando el mismo método que se ha seguido en los laterales.

Esta primera intervención ha constatado el deterioro de estos muros que cierran la nave central, obligando a su intervención, antes de atender su interior. Las labores de restauración interior podrían empezar en marzo.

Etiquetas