Teruel
Suscríbete

Gastronomía

Las huellas de los dinosaurios de Teruel pueden 'comerse'

Parte de los ingresos por la venta de estas galletas irá destinada a la Fundación Dinópolis para continuar las investigaciones en dinosaurios de la provincia.

Las galletas representan 7 huellas fosilizadas
Los turolenses ya pueden "comerse" las huellas de sus dinosaurios
DINOPOLIS

La Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y Horno Sanz han creado un surtido de galletas que representan 7 huellas fosilizadas de dinosaurios, correspondientes a yacimientos de icnitas de la provincia. 

Son reproducciones de mano-pie de distintos especímenes de dinosaurio en unos casos y en otros recrean dos tipos de icnitas, debido a la sobreimpresión de una sobre otra.

Paleontólogos de la Fundación han asesorado a la empresa de repostería turolense para elaborar estos productos, cuya preparación ha exigido un laborioso trabajo que se ha prolongado por espacio de ocho meses.

Se trata de huellas de carnívoros, estegosáuridos, saurópodos y ornitópodos halladas en Galve, Aguilar, Ababuj, Cedrillas, El Castellar y Formiche, tal y como ha detallado durante la presentación de estos productos el director-gerente de la Fundación, Luis Alcalá.

"Primero dibujamos las formas sobre el papel, luego encargamos los moldes y los corregimos diez veces", recuerda el gerente de Horno Sanz, Jorge Sanz, donde se han elaborado las galletas.

Al mismo tiempo, añade, realizaron una labor de investigación para encontrar los sabores más adecuados: "Hemos querido que cada galleta tuviera un ingrediente relacionado con el yacimiento".

Así, las huellas saben a sal marina para evocar el mar que fue la zona de Galve; o a espliego, chocolate y semilla de amapola muy comunes en Cedrillas.

Sanz ha recordado que una parte de los ingresos por la venta de estas galletas irá destinada a la Fundación para continuar las investigaciones en dinosaurios de la provincia, de modo que con la compra de este producto los clientes también contribuyen al desarrollo científico.

Las galletas evocan con el nombre 'Pasos de gigante', a la 'Carretera de los dinosaurios', que es la denominación con la que los paleontólogos de Dinópolis presentaron esta ruta en el congreso especializado Dinosaur Track Symposium 2011 en Alemania.

Y es que estos yacimientos están conectados por unos 70 kilómetros de carretera, aunque solo dos están habilitados para su visita.

Tanto Sanz como Alcalá han coincidido en destacar que esperan que haya más iniciativas como esta, en la que el sector empresarial de la ciudad se una a la labor de promoción y difusión de la Fundación para contribuir al desarrollo económico de la provincia.

Etiquetas