Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ALCAÑIZ

Alcañiz busca financiación para reparar las fugas de agua de un azud en el Guadalope

Este espacio es una de las zonas verdes de la localidad y se encuentra muy degradada, rodeada de basuras.

Imagen del azud para remansar las aguas del río Guadalope, en Alcañiz.
Alcañiz busca financiación para reparar las fugas de agua de un azud en el Guadalope
HERALDO

El Ayuntamiento de Alcañiz busca desde hace meses financiación para sufragar el coste de la reparación del azud sobre el Guadalope a su paso por la ciudad. La infraestructura hidráulica presenta al menos tres filtraciones -sifonamientos- que produces que se escapen cientos de litros por segundo por debajo de la presa.

El Ayuntamiento encargó una memoria valorada para poner solución al problema a la empresa de ingeniería EID Consultores, que determinó el origen de los problemas valorando el coste de la reparación en 30.482,10 euros. El Consistorio remitió dicho anteproyecto a la Confederación Hidrográfica del Ebro y se está a la espera de la autorización pertinente.

Sin embargo, aunque el organismo de cuenca autorizase los trabajos, el Ayuntamiento de Alcañiz -propietario de la infraestructura- se enfrentaría al problema de la financiación. De momento, la Administración local, que arrastra una creciente deuda y una preocupante falta de liquidez, no ha conseguido avances en este sentido, aunque continúa buscando una subvención que le permita acometer la reparación.

Según se desprende de la memoria valorada que realizó el gabinete de ingeniería, de las tres fugas detectadas, dos de ellas son de escasas dimensiones, con pérdidas de varios litros por segundo. Sin embargo, existe una tercera fuga, la más próxima a la margen izquierda del Guadalope, en la que se ha detectado un gran flujo de líquido por debajo del azud, y en unas primeras estimaciones se determinó que el caudal que se perdía era de varios cientos de litros por segundo.

Solución

Para intentar solucionar los problemas de sifonamiento, los ingenieros han planteado varios métodos posibles, siendo el más recomendado el de crear una especie de by-pass por un canal que discurre paralelo al cauce por el que desviar las aguas del Guadalupe.

Previamente habría que crear una barrera o azud aguas arriba de la actual presa con material suelto como arcillas o gravas. También se estudia colocar un sistema de bombeo entre esta nueva presa temporal y el pie del azud para que los obreros puedan trabajar en seco y de esta forma poder rellenar las fugas con hormigón armado.

Al tiempo de las reparaciones, se está estudiando la posibilidad de dragar el azud, que actualmente presenta una alta colmatación por sedimentos que ha reducido su capacidad notablemente. Asimismo se realizarían tareas de limpieza en los alrededores.

La situación actual recuerda a la que ya se dio hace alrededor de ocho años, cuando tuvo lugar una fuga parecida. Por aquel entonces, el personal del Ayuntamiento intervino colocando piedras en el fondo del azud a modo de solución provisional.

Mala imagen

Las fugas de agua en el azud no es el único problema que ha surgido ya que el entorno del río presente una imagen pésima debido a la proliferación de algas y la acumulación de basuras debido al escaso caudal.

También ha surgido una complicación añadida como es la falta de riego en el parque de la ribera del río Guadalope, ya que el agua no alcanza el nivel necesario para circular por el Río Alto, un antiguo canal que alimentaba a un molino harinero. El Ayuntamiento optó por el riego artificial como solución de emergencia este verano.

Etiquetas