Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

ALCAÑIZ

Una empresa fabricará motos de trial en Motorland

La compañía, asesorada por Jordi Tarrés, generará 25 empleos con una inversión de 3,2 millones. Antes de terminar 2011, habrá producido mil unidades.

La empresa Jotagas (JTG) montará una planta de fabricación de motos de trial y de la modalidad de enduro de altas prestaciones en el Parque Tecnológico de Motorland, el complejo automovilístico de Alcañiz. El proyecto motociclista, presentado ayer por el consejero de Industria, Arturo Aliaga, supondrá una inversión de 3,2 millones de euros, de los que uno se destinará a innovación e investigación. La fábrica generará 25 puestos de trabajo y, según adelantaron los promotores, antes de terminar 2011 habrá puesto mil unidades a la venta.

La fábrica de JTG cuenta con el asesoramiento del ex campeón de mundo de trial Jordi Tarrés y del ex campeón de Europa de enduro Miki Arpa. Tarrés señaló que los dos modelos de motocicleta que se fabricarán en Alcañiz, bautizados como JT y MK, satisfarán las máximas aspiraciones de los pilotos. La moto de trial será, según adelantó, «técnicamente innovadora, ligera y fiable, con un diseño increíble».

Jordi Tarrés y Miki Arpa manifestaron su ilusión por dirigir los equipos con los que la nueva marca prevé competir en los campeonatos del mundo de trial y enduro a partir de 2012.

El presidente de JTG, Jordi Robinat, agregó que el diseño de las dos motos que se montarán en el Parque Tecnológico de Motorland tiene carácter «elitista» y responde a la demanda de una clientela exigente en cuanto a rapidez y movilidad. Robinat agradeció la colaboración del Gobierno aragonés y de la Universidad de Zaragoza -que participará en la vertiente investigadora del proyecto- para materializar esta iniciativa empresarial. Además, valoró muy positivamente la posibilidad de probar los nuevos modelos en el contiguo circuito de Motorland. Jotagas, empresa 100% de capital español, trabaja desde hace dos años en el proyecto alcañizano.

Como la General Motors

Arturo Aliaga afirmó, según Efe, que la implantación de JTG le produce las «mismas sensaciones» que experimentó en 1980 con la implantación de General Motors en Figueruelas por su potencial impacto en la economía aragonesa. Aliaga se felicitó por el desarrollo en Aragón de nuevos modelos de motocicleta desde la fase de diseño hasta la de fabricación y comercialización.

Para el consejero, este proyecto hubiera sido impensable en la Comunidad aragonesas hace unos años y solo ha sido viable gracias al desarrollo del complejo del motor Motorland en Alcañiz. El consejero recordó que la industria motociclista española se encuentra actualmente en un mal momento, aunque fue un sector con gran prestigio hace solo unas décadas. Arturo Aliaga valoró positivamente la evolución del Parque Tecnológico asociado al circuito de carreras y que, con 21 hectáreas de superficie, se ha especializado en la investigación y la innovación en la automoción.

Etiquetas