Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

CRISIS EN EL PAR

Al grupo mixto de las Cortes y no adscrito en el Consistorio

Al grupo mixto de las Cortes y no adscrito en el Consistorio
Al grupo mixto de las Cortes y no adscrito en el Consistorio

Aunque el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, no se plantea renunciar a su acta de diputado en las Cortes de Aragón, asume con naturalidad su paso al grupo mixto de la cámara, donde hará compañía a su único integrante actual, el diputado de IU Adolfo Barrena. Ferrer dijo "entender" su apartamiento del grupo parlamentario aragonesista, porque, a su juicio, no sería razonable seguir bajo su disciplina cuando no pertenece al partido.

Sin embargo, manifestó una postura más equívoca respecto al Ayuntamiento de Teruel porque, la situación es "más delicada" al formar parte del equipo de gobierno PAR-PSOE que gestiona la ciudad. Miguel Ferrer señaló que su paso al grupo de no adscritos dependerá de lo que le "pida" el grupo municipal aragonesista, porque la situación es "más delicada" que en las Cortes.

En cualquier caso, Miguel Ferrer afirmó que deja el PAR pero no tiene ninguna intención de "desestabilizar nada". Ferrer indicó que abandona el partido con "dolor" y debido a la falta de liderazgo, porque un partido sin dirigentes resolutivos "no funciona".

El alcalde restó importancia a los posibles contactos de la dirección del partido para buscarle sustituto al frente de la lista del PAR y recalcó que desde el partido le ofrecieron "hace meses" optar a la reelección. Si descarta esa posibilidad, es por las deslealtades de su propio partido y por la pasividad mostrada al respecto por la dirección y por "su máximo responsable, José Ángel Biel".

Recordó que ha recibido críticas "destructivas" de sus correligionarios y "nadie ha cortado estos ataques". La actitud de la dirección parista contrasta con la que, a su juicio, debería exhibir un partido sólido, "donde debe imperar disciplina, el orden y la atención a la militancia". Las palabras del alcalde fueron avaladas por los 38 cargos públicos que le acompañaban ayer en la rueda de prensa que consumó la ruptura con el PAR. Los asistentes, encabezados por el propio Ferrer, cerraron con un fuerte aplauso el acto, que despertó una gran expectación mediática y ciudadana.

Aunque el alcalde deja el PAR, los restantes tres miembros del grupo parista, incluidos dos fieles a Ferrer -Luis Muñoz y Carmen Alonso-, siguen en partido. El estallido de la crisis municipal motivó la reacción de la oposición. El portavoz de la CHA, Paco Martín, reclamó la dimisión de Miguel Ferrer. A su juicio, PSOE y PAR deberían forzar la salida del Ayuntamiento de un "tránsfuga". La portavoz del PP, Emma Buj, apeló a la responsabilidad y advirtió de que la inestabilidad municipal desemboque en la paralización de cuestiones "clave" para la ciudad, como los presupuestos de 2011 o la revisión del PGOU.

La concejal del PSOE Concha Catalán señaló que su grupo seguirá las directrices del partido, que, a su vez, deja la iniciativa en la resolución de la crisis en manos del PAR. "De momento -aclaró-, los ediles socialistas seguimos trabajando".

Etiquetas