Teruel
Suscríbete

TERUEL

La red de senderos que unirá la ciudad con la Fuentecerrada y Valdecebro entra en servicio

Los primeros tramos acondicionados con vallas y zonas de estancia se abren al público.

Los concejales Lucía Gómez y José Antonio Sánchez -a la izquierda-, recorrieron los nuevos senderos.
La red de senderos que unirá la ciudad con la Fuentecerrada y Valdecebro entra en servicio
J. E.

Los primeros tramos de la red de 24 kilómetros senderos que comunicará la ciudad de Teruel con el parque de Fuentecerrada, recientemente renovado y ampliado, y la pedanía de Valdecebro están ya en servicio. El proyecto, con un coste de 282.690 euros, incluye también actuaciones silvícolas para el saneamiento de los pinares y la prevención de incendios forestales. Además del acondicionamiento de recorridos para peatones y ciclistas, se ha habilitado un mirador y una zona de estancia con mesas de picnic delante del depósito de agua municipal situado cerca del cementerio.

La teniente de alcalde y concejala de Infraestructuras, Lucía Gómez, explicó ayer que los tratamientos silvícolas han saneado ya los pinares situados entre el casco urbano y los Aljezares. La edil añadió que la poda de árboles, la eliminación de ejemplares secos o enfermos y la trituración de la madera resultante para su incorporación al terreno como abono realizados en este área se complementan con la actuaciones equivalentes de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) en la Fuentecerrada.

La teniente de alcalde añadió que el proyecto de los senderos pretende mejorar el estado sanitarios de los pinares, prevenir incendios y, sobre todo, facilitar el disfrute ciudadano de un amplio espacio natural en el que las manchas de pinar se intercalan con los afloramientos de arcillas rojas.

El concejal de Parques y Jardines, José Antonio Sánchez, que recorrió ayer el sendero habilitado desde el viaducto de la Vía Perimetral al cerro de Santa Bárbara, explicó que la señalización de los recorridos y la instalación de paneles informativos se dejará para la última fase de las obras, ejecutadas por la cooperativa forestal de Royuela. Los trabajos se iniciaron en junio y tienen un plazo de ejecución de tres meses.

Las obras en ejecución consisten en la mejora y apertura de senderos, la construcción de escaleras con traviesas de madera para salvar los desniveles más pronunciados, la instalación de barandillas de madera en los lugares más peligrosos y de mobiliario urbano en los miradores y lugares de estancia. El camino de Santa Bárbara, muy utilizado por los turolenses como zona de paseo, mejorará también su firme y el drenaje de aguas pluviales.

Entres los recorridos más largos de la nueva red, figura el camino de Mansueto, que parte de Santa Bárbara y llega hasta las inmediaciones del barrio rural de Valdecebro, pasando por el manantial de la Peña del Macho, de donde parte el acueducto de Pierres Vedel del siglo XVI. Otro trayecto frecuentado incluido en el proyecto es el de los Alcancuzares, que parte de Los Planos y llega a las cercanías de Fuentecerrada.

Entre las medidas de prevención de incendios, destaca la creación de una franja de seguridad a ambos lados del camino de Santa Bárbara en la que el arbolado se reducirá al mínimo para frenar la propagación el fuego.

Parque de aventura

El concejal de Parques y Jardines manifestó su voluntad de potenciar el parque de Fuentecerrada con la creación en sus inmediaciones de un "parque de aventura" con tirolinas y puentes colgantes, entre otras atracciones. José Antonio Sánchez explicó que este proyecto, "en el que se garantizaría la seguridad de los usuarios", podría ser un atractivo importante para adolescentes.

José Antonio Sánchez anunció que el Ayuntamiento organizará, a partir de octubre, excursiones de escolares de la ciudad al aula de la naturaleza de Fuentecerrada utilizando como medio de transporte el tren turístico recién adquirido por el Consistorio. El concejal contempla también la posibilidad de crear un enlace entre la ciudad y el parque mediante una línea de autobús urbano.

El concejal manifestó su convicción de que la CHJ acometerá el segundo acceso a Fuentecerrada con un vadén sobre el barranco de Valdelobos. Advirtió, no obstante, de que se trata de una infraestructura necesaria por motivos de seguridad y que "si no lo hace el organismo de cuenca lo hará el Ayuntamiento". Para completar el equipamiento del parque, Sánchez prepara el proyecto de alumbrado, que costará 60.000 euros.

Etiquetas