Despliega el menú
Teruel

CLIMA ADVERSO

Las lluvias retrasan las obras de la variante de Palomar

La circunvalación, que evita el paso de camiones por el casco urbano, continuará cortada al menos dos semanas más.

La variante de Palomar de Arroyos, cortada al tráfico desde el pasado 25 de mayo con motivo de las obras de consolidación de dos taludes, seguirá en esta situación al menos hasta finales de este mes, según indicó recientemente el jefe del Servicio Provincial de Obras Públicas de la DGA, Félix Domínguez.

Aunque inicialmente el corte de la carretera al tráfico debía terminar el pasado 10 de junio, las constantes lluvias están dificultando el desarrollo de los trabajos y han obligado a prolongar el periodo de interrupción del paso de vehículos.

Domínguez señaló que "no ha parado de llover; está todo encharcado y eso impide que las obras lleven el ritmo previsto". Precisamente, el comienzo de los trabajos de reparación de los taludes se demoró por las lluvias. Además, fueron también las abundantes precipitaciones de agua y nieve registradas este invierno, las que influyeron en el derrumbe de, al menos, uno de los terraplenes.

"No debemos correr"

El jefe del Servicio Provincial de Obras Públicas afirmó que las obras deben hacerse "sin correr, sin prisas" y añadió que, por ahora, no hay mayor problema en que siga cortada la variante, al disponerse de la antigua travesía de Palomar de Arroyos como desvío alternativo para los vehículos.

A diario, unos mil coches y camiones cruzan por la travesía de Palomar, en la carretera A-2402. Esta vía de comunicación supone un atajo entre el sur de la provincia y el Bajo Aragón respecto a la Nacional 420, por lo que el tráfico, sobre todo pesado, es abundante.

Etiquetas