Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

BARRIOS

Temor vecinal a que los nuevos párquines de la Vaquilla se conviertan en áreas de acampada

El Ayuntamiento acondiciona dos zonas para vehículos en la Fuenfresca que contarán con personal de vigilancia.

Uno de los solares que servirán de aparcamiento ha sido utilizado en los últimos días para la instalación de atracciones de feria.
Temor vecinal a que los nuevos párquines de la Vaquilla se conviertan en áreas de acampada
ANTONIO GARCíA

Los vecinos del barrio turolense de la Fuenfresca han mostrado su preocupación por que las dos áreas de aparcamiento de vehículos que el Ayuntamiento está acondicionando para su utilización en la próxima Vaquilla acaben convirtiéndose en zonas de acampada de los miles de jóvenes que cada año acuden a la capital turolense para disfrutar de la fiesta.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Fuenfresca, Joaquín Villarroya, declaró ayer que "mientras sean solo zonas de aparcamiento, el barrio está de acuerdo, pero lo que los residentes no aceptarán de ninguna manera es que allí se pongan tiendas de campaña, porque eso traería consigo ruido, suciedad y molestias para todos".

Villarroya señaló que tiene previsto solicitar una reunión con responsables municipales "para conocer con exactitud el proyecto del Ayuntamiento y saber qué consecuencias puede traer". "No aceptaremos un campin, porque eso es meternos el problema dentro de casa", agregó el representante vecinal.

El Ayuntamiento está allanando, por un lado, unos 4.000 metros cuadrados de terreno junto a la piscina de Los Planos. Este espacio se empleará habitualmente como aparcamiento de camiones -hay sitio para 30 vehículos pesados-, pero durante la Vaquilla dará cabida a vehículos venidos de fuera con motivo de estas fiestas. Se ha pensado que los ocupantes de estos coches, muchos de los cuales pernoctan dentro de ellos durante el fin de semana de Vaquilla, puedan usar los aseos de las piscinas.

Por otro lado y con el mismo fin, el Consistorio pavimentará un solar de casi 13.000 metros cuadrados que está entre el edificio del INAEM y el supermercado Mercadona. En este lugar, quienes necesiten asearse podrán utilizar los servicios del cercano campo de fútbol 'Luis Milla'. Las tareas de asfaltado ya han comenzado en esta zona, pero fueron interrumpidas hace unos días para que pudieran instalarse allí algunas atracciones de feria llegadas al barrio con motivo de las fiestas de la Fuenfresca.

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, explicó ayer que ambas zonas de aparcamiento estarán vigiladas por un guarda jurado y en ellas no podrán entrar caravanas como tampoco estará permitido plantar tiendas de campaña. "Lo que no se puede impedir a una persona es que coja su saco de dormir y se eche en el suelo, porque en esas fechas en que no hace frío, uno puede dormir en cualquier sitio", aclaró Ferrer.

Coches por toda la ciudad

El alcalde destacó que, ahora, en cuanto llegan las fiestas de la Vaquilla, la gente que viene de fuera "aparca diseminada por toda la ciudad, y eso no puede ser". Señaló que la idea es prohibir aparcar en otras zonas que no sean las preparadas para ello en la Fuenfresca. Opinó también que este barrio no queda demasiado lejos del centro festivo, a unos tres kilómetros de distancia.

Miguel Ferrer quiso, además, lanzar un mensaje de "tranquilidad" a los vecinos. "No será una zona de acampada. Es solo un espacio para aparcamiento controlado que soluciona un problema de la ciudad, que de otro modo estaría invadida por vehículos. Los vecinos no deben preocuparse", subrayó el alcalde.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Fuenfresca justificó el recelo de los residentes hacia las áreas de aparcamiento por las molestias y daños al mobiliario urbano que se producen en el barrio cada vez que, con motivo de alguna fiesta, las pandillas de jóvenes organizan un botellón.

Etiquetas