Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

SALUD

Las asociaciones vecinales piden pediatra de guardia para las urgencias del centro de salud

Un 25% de los pacientes que acuden los fines de semana son niños y tienen que ser vistos por médicos generales.

Un matrimonio y su hija, en un centro de salud de Aragón.
Las asociaciones vecinales piden pediatra de guardia para las urgencias del centro de salud
ANTONIO GARCíA

La Federación de Asociaciones de Vecinos San Fernando, que aglutina a los colectivos de todos los barrios de Teruel, reclama que el centro de salud del Ensanche disponga de al menos un pediatra de guardia para atender las urgencias que se presentan fuera del horario de consulta, especialmente durante los fines de semana.

De los dos centros de Atención Primaria que hay en Teruel, uno en el Centro Histórico y otro en el Ensanche, solo este último dispone de Servicio de Urgencias, al ser un Punto de Atención Continuada (PAC). El presidente de la Federación de Vecinos San Fernando, Isidoro Esteban, puso de relieve que, por las tardes y los fines de semana, los niños que acuden al ambulatorio "tienen que ser atendidos por facultativos de medicina general".

La falta de pediatras de guardia fue analizada por los miembros del Consejo de Salud en la reunión que celebraron a principios de la semana pasada. Su presidente, Jesús Lázaro, destacó que, si bien no llegó a adoptarse ninguna resolución, "se vio la conveniencia de que la población cuente con esa prestación". El Consejo de Salud lo forman ciudadanos, diversos colectivos sociales y personal sanitario.

"Es un problema"

El coordinador del centro de salud del Ensanche, Joaquín Larramendi, afirmó que la ausencia de un pediatra de guardia "es un problema para los pacientes y para los profesionales". Explicó que en los ambulatorios que existe servicio de atención continuada, como es el caso del centro de salud del Ensanche, son médicos generales quienes cubren las guardias y estos están más habituados a ver adultos que a niños. "A veces, los médicos nos vemos muy comprometidos cuando nos toca atender a niños de corta edad", indicó.

Larramendi destacó que la cuarta parte de los pacientes que acuden al centro de salud en horario de guardia son niños. "Un 25% de urgencias infantiles es un porcentaje lo suficientemente importante como para que se estudie con detenimiento la posibilidad de que exista un pediatra de guardia", manifestó.

El coordinador del centro de salud aclaró que Teruel no está en peor situación que otras ciudades aragonesas, pues, por norma, los puntos de atención continuada de Zaragoza, Huesca y Teruel no cuentan con pediatra de guardia. No obstante, Larramendi opinó que los ambulatorios deberían tener ese servicio.

"Muchas veces, los padres piden que sea un pediatra quien examine a sus hijos", agregó Larramendi. Cuando el médico de guardia lo estima conveniente, deriva al niño al hospital Obispo Polanco, donde sí se realizan guardias de Pediatría, "pero lo ideal sería contar en todo momento en el centro de salud con un pediatra", dijo Larramendi.

Desde el Departamento de Salud de la DGA señalaron que lo habitual en Aragón es que las guardias en los Puntos de Atención Continuada estén cubiertas por médicos de familia, también conocidos como de cabecera, mientras que los pediatras se encuentran en los hospitales generales. "Está así en todas partes, no solo en Teruel", afirmaron.

Etiquetas