Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El proyecto de reforma de la plaza de los Amantes obtiene el aprobado general

Los vecinos del Centro y los comerciantes de la capital reciben con satisfacción la propuesta diseñada para mejorar uno de los espacios más degradados del Casco Antiguo

El proyecto de reforma de la plaza de los Amantes, que el miércoles se dio a conocer de forma oficial, ha sido bien recibido, en principio, por los vecinos de la ciudad, que aspiran a que uno de los espacios urbanos más degradados del Centro Histórico se revitalice y ofrezca una imagen más acorde con el Mausoleo que alberga los restos de Isabel y Diego, monumento contiguo a esta zona.

El gerente del Centro Comercial Abierto, entidad que aglutina a los comerciantes del Casco Antiguo, Rodolfo Pangua, señaló que la propuesta de José Ignacio Linazasoro -arquitecto ganador del concurso internacional de ideas promovido por la DGA-, "es muy interesante, como el resto de reformas que se están realizando en la ciudad".

Pangua considera que el proyecto tiene mayor valor si se tiene en cuenta el estado en el que se encuentra la plaza. "Me ha sorprendido porque creo que es una obra de gran dificultad. Está tan mal la plaza que no nos imaginábamos lo que se podía hacer allí", explicaba el gerente. A su juicio, el uso que se propone de la cerámica como revestimiento de una lámina inclinada de agua, "es uno de los elementos de más interés, por tratarse de un material muy vinculado a la tradición turolense y que sin embargo se prodiga poco en la actualidad".

El presidente de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico, Manuel Abad, valoró positivamente que finalmente este espacio, cuya estructura no ha sufrido ninguna variación desde los años sesenta, vaya a ser remodelado. Los vecinos del Centro llevan años demandando una intervención en esta zona, un lugar que, según Abad, es visitado principalmente por los turistas que acceden al Mausoleo de los Amantes y a la torre de San Pedro.

No obstante, tiene cierta desconfianza, porque no se muestra plenamente de acuerdo con el resto de reformas que se han hecho en el Casco Antiguo, con mucho hormigón y poca confortabilidad para los vecinos, en su opinión.

La gerente de la Fundación Amantes -entidad que gestiona el Mausoleo de Isabel y Diego- Rosa López Juderías, se mostró entusiasmada con la propuesta de Linazasoro. "Me ha causado muy buena impresión -dijo-, y me gusta mucho la idea del agua, su sonido y la vegetación, así como la supresión de barreras arquitectónicas". López Juderías considera que si bien es importante la mejora estética que se logrará con este proyecto, no lo son menos las facilidades de accesibilidad que se plantean con un ascensor y una rampa, en una zona actualmente repleta de desniveles. "Ahora mismo hay muchas dificultades para acceder al Mausoleo", explicó.

Los vecinos, por su parte, observan la nueva intervención con expectación y sostienen que la recreación virtual no da una idea real de la imagen que tendrá finalmente la plaza.

Etiquetas