Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El hospital de Alcañiz se satura y recurre a cruzar hasta tres camas por habitación

La semana pasada se registró el mayor número de urgencias de todo el año y se llegó a picos de 96 ingresos al día

El hospital de Alcañiz ha vuelto a saturarse durante el verano y, de nuevo, se ha utilizado el sistema de camas cruzadas para dar cabida a todos los pacientes. Durante el puente de agosto se registraron las cifras más altas del año. El número de ingresos aumentó considerablemente y el hospital tuvo que atender 96 urgencias en un día, 36 más que la media del centro.

Desde que el 25 de julio se cerró la quinta planta para su renovación, el edificio cuenta con 30 camas menos. Aunque se anunció que las cien restantes serían suficientes para hacer frente al verano, el puente de agosto supuso un pico de pacientes que nadie había previsto.

Según Ángel Aznar, gerente del hospital, los ingresos superaron las cifras habituales del centro durante todo ese fin de semana.

Para poder hacer frente a la gran cantidad de pacientes que ingresó durante el pasado puente, el hospital tuvo que recurrir al sistema de camas cruzadas. No es la primera vez este año que el centro requiere la existencia de camas supletorias para acoger a todos los enfermos. En abril, el sindicato de enfermeros Satse denunció que se había convertido en una solución habitual y prolongada en el tiempo.

A pesar de la saturación de pacientes, Aznar afirmó que "se ha cumplido con todas las operaciones programadas" y reconoció que "hasta que se terminen las obras de reforma y adecuación de la quinta planta existe la posibilidad de que se repita la situación".

El edificio que alberga el hospital se ha quedado pequeño ante el aumento de población. En un año y medio hay 1.500 habitantes más en la zona de Alcañiz, mientras que el número de camas apenas ha aumentado desde hace 20 años. Además, se prevé que la situación siga así hasta que se construya un nuevo hospital.

El área de referencia que atiende el hospital de la capital bajoaragonesa cuenta con un índice de población de más de 76.000 personas, a las que se debe dar servicio con unas 136 camas, cuando el hospital funciona al cien por cien de su capacidad.

Las cifras son similares a las de la zona sanitaria de Teruel, a la que pertenecen unos 81.000 habitantes, pero su dotación de camas es muy superior a la del Bajo Aragón. Existen unas 215 en el centro Obispo Polanco y casi 50 en el hospital San José.

Ángel Aznar señaló que la situación únicamente se produce en momentos puntuales y que la saturación se solucionó rápidamente tras el puente. Sin embargo, los familiares de varios enfermos ingresados en el centro denunciaron que, la semana pasada, continuaba el exceso de pacientes por habitación.

Soledad Modrego, Ricardo Gracia y Dolores Arranz, con sus respectivos familiares enfermos, sufrieron el problema de saturación la semana pasada. Entre los seis compartían una habitación pensada para dar cabida a cuatro personas. "Cada vez que teníamos que coger algo del armario o ir al servicio nos veíamos obligados a empujar la tercera cama, que estaba en medio de la habitación y obstruía el paso. El enfermo que la ocupaba no podía descansar", explicaba Modrego.

Ángel Aznar insistió en que se está trabajando para que el 15 de septiembre se abra la quinta planta y el hospital funcione al cien por cien, de forma que se puedan evitar futuras saturaciones.

Etiquetas