Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Teruel

Los regantes del Bajo Jiloca reclaman agua del embalse de Lechago, todavía en fase de pruebas de llenado

La sequía está afectando a los frutales y el pantano se encuentra al 50% de su capacidad

Los primeros bañistas en el pantano de Lechago, que aún está en fase de pruebas de llenado.Jorge Escudero

Los regantes de la zona del Bajo Jiloca, en la que se incluyen poblaciones zaragozanas como Maluenda, Villafeliche, Morata del Jiloca, Paracuellos y Calatayud, han solicitado a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) que lleve a cabo un desembalse de emergencia del pantano de Lechago para poder hacer frente a una campaña de frutales que está resultando muy dura por falta de agua desde la pasada primavera.

El pantano, todavía en fase de pruebas de llenado, se encuentra al 50% de su capacidad tras haber recibido importantes aportes del río Pancrudo, cuyo caudal ha crecido debido a las fuertes tormentas registradas en la zona de Calamocha. El verano pasado, los agricultores del Bajo Jiloca ya reclamaron agua para sus campos y la CHE autorizó un desembalse para paliar la sequía. Así, antes de que esta infraestructura entre en funcionamiento, los regantes ya han demandado sus reservas en dos ocasiones.

"Hemos podido regar los campos hasta ahora por las tormentas, pero en estos momentos otra vez hay riesgo de sequía y necesitamos el agua con urgencia, porque en 10 días puede secarse todo", subrayó ayer el coordinador de la Comunidad de Regantes del Bajo Jiloca, Luis Miguel Gómez Nieves, quien mostró su confianza en que el organismo de cuenca apruebe el desembalse de Lechago.

Por el contrario, la zona del Alto Jiloca, a la que pertenecen Luco de Jiloca, Burbáguena, Báguena y San Martín del Río, como términos municipales beneficiarios del pantano de Lechago, no precisa agua actualmente para regar sus campos debido a las tormentas del verano y al menor consumo de sus explotaciones, de menor tamaño y dedicadas casi exclusivamente al cereal. Así lo explicó el portavoz de los regantes de estas cuatro localidades, Miguel Valero, quien consideró que el embalse se ha construido "pensando más en la parte del Bajo Jiloca que en nosotros".

"Disgusto en los pueblos"

Valero reclamó "transparencia y claridad" por parte de la Administración acerca de la finalidad del embalse de Lechago y expresó su "temor" a que la obra vaya destinada "a proyectos que ningún beneficio van a traer a la provincia de Teruel y que, desde luego, no suponen luchar contra la despoblación que sufre este territorio". "Nuestros pueblos están muy disgustados", agregó.

Los agricultores del Alto Jiloca consideran "inasumible" el coste del funcionamiento del embalse cuando por falta de lluvias tenga que llenarse mediante el bombeo construido cerca de Calamocha, un procedimiento que puede suponer 700.000 euros de gasto. "Ese bombeo es inviable, al menos con los escasos beneficios de nuestros campos tradicionales", dijo Jesús Marco, agricultor de San Martín del Río. "Aquí no necesitamos el embalse", señaló.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo