Aragón

TRÁFICO

Tercer fallecido en la N-232 desde que se aplican las restricciones hasta Mallén

Un vecino de Zaragoza de 70 años muere en el tramo sin desdoblar al chocar su coche contra un camión.

Bomberos y guardias civiles, ayer en Mallén, junto al coche en el que viajaba el fallecido
Tercer fallecido en la N-232 desde que se aplican las restricciones hasta Mallén
J. M. LARROY

La N-232 se cobró ayer otra víctima mortal. Y de nuevo en el peligroso tramo sin desdoblar entre Figueruelas y Mallén, en el que han perdido la vida tres personas desde que hace un año entraran en vigor las medidas para reducir la siniestralidad, como la prohibición de adelantar (se pintó una línea continua) y la limitación de velocidad a 80 kilómetros por hora.

El siniestro se produjo en el término municipal de Mallén, en el kilómetro 296 de la citada carretera. La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar las causas, ya que todavía se desconocen. Sobre el mediodía, un hombre de 70 años, vecino de Zaragoza, circulaba en su turismo cuando chocó de forma frontolateral con un camión. El conductor, Alfredo R. G., murió en el acto. El hombre que iba al volante del camión resultó herido leve.

 

El Audi A-4 implicado en el siniestro quedó cruzado en el carril derecho en dirección a Zaragoza y el vehículo pesado terminó fuera de la vía. Hubo que habilitar un paso alternativo para el tráfico. José María Larroy, responsable de Protección Civil en la comarca Campo de Borja, indicó que recibieron un aviso del 112 y acudieron al lugar de los hechos, donde controlaron la circulación junto con la Benemérita.

 

Después llegaron los Bomberos, que sacaron el cadáver del coche siniestrado. Estaba atrapado. La grúa retiró el Audi y la Hermandad de la Sangre de Cristo se llevó el cuerpo de la víctima. La vía recobró la normalidad circulatoria a las 13.10, apuntó Larroy.

 

Los fatídicos 27 kilómetros entre Figueruelas y Mallén (entre los puntos 269 y 296,700) han dejado tres muertos desde el pasado octubre, en el que falleció la primera persona tras la aplicación de las medidas restrictivas. Además de las actuaciones citadas, se restringió el tráfico a los vehículos agrícolas. No obstante, las medidas parecen funcionar. Antes de esa fecha, los choques con heridos y fallecidos se habían reducido a la mitad.

 

El 1 de octubre hubo un choque frontal contra un camión, en el que un motorista perdió la vida en Pedrola, en el kilómetro 272,5. Apenas dos semanas después, en esa localidad, un vecino de Mallén de 63 años fallecía en el kilómetro 274,800 de la N-232. En el siniestro se vieron implicados la furgoneta de la víctima, el camión con el que colisionó lateralmente, un todoterreno pequeño y otro camión.

 

En cuanto al tramo de la N-232 conocido como carretera de Castellón, el último accidente mortal se produjo el pasado 23 de octubre de 2009. Entonces, un hombre de 76 años perdió la vida en un choque entre dos turismos en Fuentes de Ebro.

Etiquetas