Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SUCESOS

Susto por un nuevo incendio de pequeñas dimensiones en San Gregorio

El fuego, que arrasó 15 hectáreas, surgió a media mañana después de que el Ejército realizara unas maniobras de tiro en la zona

Cuando todavía no se han determinado las causas del gran incendio de agosto, el campo de tiro de San Gregorio sufrió ayer un nuevo susto. La aparición de un fuego a media mañana dentro del recinto militar, en una zona especialmente llena de cargas explosivas, hizo saltar todas las alarmas. Las llamas, que fueron controladas al poco tiempo y que solo arrasaron 15 hectáreas, surgieron después de que el Ejército realizara unas maniobras.

 

Las labores de extinción se vieron favorecidas por las benignas condiciones meteorológicas. De lo contrario, las consecuencias sería probablemente mucho más graves. En concreto, las suaves temperaturas y el fuerte cierzo (con dirección noroeste) hizo que el fuego no avanzara hacia un área de pinar próxima, sino que se dirigiera hacia un cortafuegos, lo que facilitó el control de las llamas.

 

En los trabajos para detener el avance del incendio participaron tres helicópteros del departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón -uno de ellos de coordinación y los otros dos de extinción- y dos hidroaviones del Grupo 43 del Ejército del Aire, que tienen base en Torrejón de Ardoz y que operativamente están bajo control de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En cuanto a medios terrestres, y además de los efectivos militares, acudieron al lugar del suceso por parte de la DGA la cuadrilla helitransportada de Ejea y el retén Sierra de Santo Domingo.

 

Medio Ambiente recibió el primer aviso del fuego sobre las 12.30 y dos horas más tarde ya estaba controlado, tras haber afectado a unas 15 hectáreas de monte bajo y matorrales y después de que los medios de extinción establecieran un perímetro de seguridad. Por la tarde continuaba en las inmediaciones un retén del Ejército de Tierra, apoyado por maquinaria pesada para impedir que el fuego se reavivara.

Por la mañana, precisamente, el campo de San Gregorio había sido escenario de maniobras por parte de unidades militares. Es muy probable que el inicio del fuego se debiera a estas prácticas.

 

Por otro lado, la premura de los efectivos del Ejército destinados a extinguir el incendio causó ayer un gran susto, al volcar por completo un camión de bomberos del Centro nº1 de San Gregorio en la rotonda que da acceso desde Villanueva de Gállego a la carretera de Castejón de Valdejasa. Una militar que viajaba en el vehículo resultó herida y tuvo que ser evacuada en un helicóptero del 112, aunque aparentemente las heridas que sufrió fueron leves.

Varios incendios en poco tiempo

El de ayer ha sido al menos el cuarto incendio que se ha registrado dentro del recinto militar de San Gregorio desde hace mes y medio. Mientras que los tres últimos han supuesto la quema de poca superficie, las fuertes llamas que se desataron a finales de agosto conllevaron que unas 6.500 hectáreas de pinar ardieran.

 

El Ejército continúa investigando las causas de este fuego, aunque desde municipios del entorno se apunta a que surgió al explotar un artefacto suelto en el campo. Este incendio generó una gran controversia, ya que los efectivos terrestres de la DGA no recibieron el plácet para entrar en el recinto militar hasta varias horas después de iniciarse el fuego. El reguero de explosivos que hay en San Gregorio dificultó enormemente las labores de extinción.

Etiquetas