Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CUENTAS PÚBLICAS

Solo tres de los 188 millones que el PSOE reparte con enmiendas van a Aragón

La Comunidad obtendrá de los Presupuestos para 2011 un máximo de 540 millones. Con el nuevo reparto, pierde aún más cuota territorial y no recibirá ni el 3,2% de la inversión total.

Ya no hay margen para la duda. Los Presupuestos del Estado para 2011 cometerán uno de los más grandes atropellos económicos que ha sufrido esta Comunidad por parte del Estado en la última década. Aunque quedaba la esperanza de que el PSOE arreglase vía enmiendas el ninguneo presupuestario al que había sido sometido Aragón por parte del Gobierno central, el reparto que ha negociado su portavoz, José Antonio Alonso, lo ha dejado claro. De los casi 190 millones extra que el Gobierno central ha puesto a disposición del PSOE para mejorar las Cuentas de 2011, los socialistas han asignado a Aragón tres millones. Y ahí se incluyen 500.000 euros para Biscarrués que el Ministerio de Medio Ambiente ha incorporado por compromiso pero que no tiene ninguna intención de utilizar.

Esta situación tiene una consecuencia más. Si el proyecto de Presupuestos que el Gobierno central envió al Congreso incumplía el Estatuto de Aragón, la versión que sale de la negociación parlamentaria aún es más dañina. Aunque por poco, en la primera versión Aragón iba a recibir el 3,2 por ciento de la inversión total prevista para todos los territorios. Ya era el porcentaje más bajo en más de una década que se destinaba a Aragón y suponía una ofensa clara para todos aquellos que se crean que las disposiciones adicionales del Estatuto de Aragón tienen alguna fuerza legal.

Ahora, con estos casi 200 millones de más que se han incorporado al reparto, Aragón ya ni siquiera llega al 3,2 por ciento del total. Hay que recordar que el PIB que aporta esta Comunidad al total del Estado es del 3,1 y que el Estatuto de Aragón exige que la inversión estatal sea siempre sustancialmente superior, una vez que ha de ponderarla con la superficie (10%) y criterios como la despoblación y las zonas de montaña. Como dato, Aragón recibió siempre mucho más porcentaje de inversión con el anterior Estatuto que con el actualmente vigente.

Volviendo a las enmiendas, los tres millones para Aragón se reparten de forma equivalente entre las tres provincias. El País Vasco se lleva una inversión extra de 112 millones de euros y Canarias de 25, debido al pacto de Legislatura cerrado por el PSOE con PNV y CC. En cuanto al resto, Cataluña y Andalucía quedan especialmente beneficiadas.

Los desequilibrios llegan a todas la áreas imaginables. Por ejemplo, Universidades de otras Comunidades Autónomas reciban más de 10 millones de euros de financiación extra mientras que la de Zaragoza, en vez de recibir más dinero, ve cómo disminuyen sus partidas respecto a 2010. Y sucede igual en ámbitos de industria, innovación, cultura, etc.

La arbitrariedad llega hasta a partidas que deberían quedar fuera del debate político y que se supone que tienen el apoyo de todos. Por ejemplo, la financiación estatal para la Fundación Manuel Giménez Abad se limita ya solo a 80.000 euros. Sin embargo, se aumenta a un millón de euros la subvención para fomentar el flamenco en Jerez de la Frontera.

Etiquetas