Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

JEFE DE LA GUARDIA CIVIL EN ARAGÓN

Rafael Ferrera Corraliza : "Aragón tiene los medios suficientes, pero siempre estaremos disconformes"

La apuesta del general de brigada, experto en coordinación, fue clara en su toma de posesión: "Siempre sumar, nunca restar".

PREGUNTA.- ¿Ha tenido tiempo de aterrizar y conocer las necesidades más candentes de esta tierra desde que tomó posesión de su cargo?

RESPUESTA.- Aquí hay que aterrizar desde el principio, teniendo en cuenta, además, que ha habido un gran evento, como la Expo, que ha supuesto un antes y un después tanto para Zaragoza como para el trabajo de seguridad. Ahora ya se está volviendo a la normalidad en todos los sentidos. Eso me está permitiendo poder conocer la ciudad y visitar algunos cuarteles.

P.- ¿Va a ser un jefe de despacho o de ir a los sitios?

R.- Para conocer tienes que leer mucho, pero también hablar y entrevistarte con mucha gente y conocer los cuarteles, el servicio y la Unidad, que es todo Aragón.

P.- ¿Qué prioridades tiene?

R.- En primer lugar, conocer el estado de la Zona tanto de personal como de medios. Y todo eso pivotando sobre el estado de la seguridad ciudadana. Tenemos que complementar una cosa y otra.

P.- Y en ese sentido, ¿cómo está Aragón?

R.- Aragón tiene sus recursos justos y suficientes. Lo que sucede es que nunca estamos conformes y satisfechos y siempre necesitamos más. Pero pienso que los recursos están muy ajustados, que no quiere decir justitos, a la realidad que existe en Aragón. Pero, ya digo, siempre estaremos disconformes con lo que se tiene.

P.- Todos los veranos los medios merman, ¿por qué?

R.- Lo que hacemos en verano es potenciar los territorios de Aragón que tienen más necesidades. En el conjunto de la Institución, lo que se hace es priorizar y dentro de la Zona, también. Hay sitios que en verano tienen mayor afluencia de personas y hay que prestarles más atención. Creo que ahí está todo el secreto de esto, en tratar de racionalizar los medios de acuerdo con los problemas que se van presentando por temporadas.

P.- Una de las dificultades de Aragón es que somos muy pocos habitantes en mucho terreno.

R.- Ese es el reto que tiene siempre la Guardia Civil. Nosotros tenemos mucho terreno y debemos hacer llegar la presencia de la Guardia Civil a toda la comunidad.

P.- Durante el verano, ha habido quejas por el cierre de cuarteles por la tarde. En su toma de posesión dijo que iba a dar un trato preferente a los habitantes de los pueblos más pequeños, ¿cómo va a articular esto?

R.- Esa fue una tarea que me puso el ministro del Interior, Alfredo Rubalcaba, en mi toma de posesión. Pero eso es lo que queremos y esa es nuestra responsabilidad. Que el ejercicio de la prevención llegue a cualquier punto de la comunidad autónoma. Los pueblos que tienen Guardia Civil no quieren que se vaya y nosotros tampoco. Pero volvemos a lo mismo, tenemos que priorizar. Nuestra labor más importante es la prevención de la inseguridad y eso no dejamos de hacerlo.

P.- Quizá al modelo que se tiende es a centralizar cuarteles en las cabecera de comarcas y distribuir el trabajo desde allí.

R.- Precisamente la Guardia Civil ayuda a estructurar el territorio. Entiendo que, a veces, racionalizar los medios puede llevarnos a pensar que lo mejor es tenerlos todos juntos para poder distribuirlos. Pero allá donde estamos es donde podemos obtener la información que se genere. Y eso es fundamental, porque eso es lo que nos permite hacer los dispositivos de seguridad.

P.- ¿Hay a corto plazo un plan de apertura o mejora de cuarteles?

R.- Lo primero son las mejoras y la construcción de nuevas instalaciones, como la próxima Comandancia de Zaragoza.

P.- ¿Y el proyecto de Comandancia en Valdespartera?

R.- Esta en fase de estudio. Creo que se podrá sacar pronto la licitación, aunque no puedo fijar fechas.

P.- El Laboratorio de Criminalística funciona bien con los medios de que dispone y tiene un alto nivel de resolución de casos. Pero resulta sorprendente que cuando hay un asunto importante, como el asesinato del alcalde de Fago, se recurra a la Unidad Central Operativa de Madrid. ¿No dan la talla o es que no tienen los medios que emplean en Madrid?

R.- Hay temas que, una vez resueltos, se sabe su alcance, importancia y complejidad. Pero de lo que se trata es que cuanto antes se recaben datos y se recojan muestras y, para eso, las unidades que tienen más medios técnicos y personales son las centrales. Pero no es porque no se tenga en cuenta la capacidad y la potencia de las unidades provinciales, ni mucho menos. Es por contar con la unidad mejor preparada.

P.- Tenemos un territorio de paso para terroristas, ¿va a potenciar el trabajo de información?

R.- Uno de los objetivos prioritarios es la vigilancia de todos los lugares proclives a ser utilizados por los terroristas. La información en la zona de fronteriza se ha reforzado mucho con los Centros de Coordinación Policial y Aduanero. Está funcionando bien y hay un buen intercambio de información.

P.- Usted es un experto en coordinación. Con la Jefatura Superior de Policía de Aragón ha habido casos en los que se ha visto más separación que unión. ¿Va a tratar de aplicar su experiencia para remediarlo?

R.- Ya dije en la toma de posesión que, después de cinco años trabajando en Interior, soy una persona convencida de la necesidad de cooperar, colaborar y sobre todo, coordinar. No es que yo lo piense, es que debo fomentar la coordinación con todos los cuerpos de seguridad. Con la Policía estamos en la misma estructura. Puede que en algún caso puntual haya podido existir descoordinación, lo desconozco, pero eso será fruto de una excepcionalidad y no de una normalidad.

P.- Parece que donde se han coordinado guardias civiles y policías es en unirse para manifestarse y reivindicar mejoras salariales.

R.- Bueno, ahora en la Ley de Derechos y Deberes de la Guardia Civil hay un estatuto que lo permite.

P.- Se reformó la Ley de Seguridad Vial para calificar de delito el exceso de velocidad o de alcohol y castigar con prisión a los reincidentes. Sin embargo, entran muy pocos.

R.- Eso no es competencia nuestra. Nosotros aplicamos la norma y hemos incrementado los controles. Esa es nuestra función y se nota porque el conductor es más prudente.

P.- Los asesinatos no resueltos dejan destrozadas a las familias. ¿Qué se les puede decir a las que siguen esperando una respuesta?

R.- Lo primero, la certeza de que no está cerrado ninguno de esos casos. Siempre están abiertos y se siguen investigando. Lo que ocurre es que las pruebas a veces no son fáciles de obtener, pero se sigue trabajando. Que estén convencidos que se está trabajando de la misma forma que se inició. No me refiero con los mismos datos, pero sí con el mismo interés que cuando sucedió. Lo único que esperamos es obtener información.

Etiquetas