Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS/ARAGÓN

Morlán insiste en que la DGA financie el peaje libre en la AP-2 en vez de Fomento

El secretario de Estado dice que se negocia liberar la vía cuando arranque el desdoblamiento, pero no antes.

Fomento no se da por enterado. Pese al clamor social y los continuos requerimientos políticos para que se detenga de una vez el interminable rosario de accidentes y muertes en el tramo Alfajarín-Fraga de la N-II, el secretario de Estado de Planificación, Víctor Morlán, rechazó que el Ministerio financie el paso libre de camiones por la autopista Zaragoza-Barcelona (AP-2) hasta que la carretera se convierta en autovía.

Preguntado ayer por este periódico, antes del inicio del congreso provincial del PSOE oscense, por el estado de las negociaciones con el Ejecutivo aragonés y Abertis, la empresa concesionaria de la AP-2, Víctor Morlán señaló que "casi no hemos empezado, estamos haciendo los estudios, es algo más complicado que sentarse un día y acabar en 24 horas". "No es tan sencillo, hay que hacer muchos cálculos y muchos números y hace falta sentarse con la concesionaria más a menudo y ver todas las cosas", insistió.

El número tres de Fomento rechazó rápidamente la reclamación, formulada desde la propia DGA y por los alcaldes de los municipios que padecen a diario los problemas de la N-II, de que sea su Ministerio, como autoridad responsable y competente en la materia, quien costee la única solución posible para frenar la siniestralidad: dar paso libre al tráfico pesado por la AP-2 en el tramo Alfajarín-Fraga.

Morlán reiteró el argumento que ya defendió el miércoles, cuando informó en un encuentro con empresarios en Madrid de las conversaciones a tres bandas para intentar resolver el problema de la N-II, de que Fomento prefiere "una fórmula", que es "la que se planteó en Andalucía", en la que el Gobierno autonómico se hace cargo de financiar la gratuidad de la autopista. "Mientras se hacía la autovía, el Ejecutivo andaluz costeó el peaje; esa es la fórmula que me gustaría aplicar en la N-II", comentó.

El también secretario de Organización de los socialistas aragoneses agregó que, "de todas formas, eso lo tenemos que hablar con el Gobierno de Aragón en el momento que sepamos cuales son las condiciones". "Hasta entonces es precipitado hablarlo", dijo.

"Además, el Gobierno de Aragón está planteando la medida para el momento en que las obras estén iniciadas, no lo está planteando desde ahora, lo está planteando desde el proceso que hay cuando empieza a trabajar la primera máquina hasta que se acaba", matizó Morlán. "Esas condiciones son muy distintas y hay que analizarlas todas con detenimiento, así que hablarlo ahora es muy precipitado", añadió. Si ese plazo fuera correcto, aunque se alcanzase un acuerdo, la liberación del peaje tardaría no menos de tres años, con una visión optimista de los trámites administrativos habituales que deben superar este tipo de proyectos.

"No había ni un papel"

Acerca de esa lentitud en hacer avanzar el desdoblamiento, Víctor Morlán recordó que cuando el PSOE llegó a La Monclaa en 2004 "no había ningún papel, no había ningún expediente informativo para empezar la actuación. "Tuvimos que empezar desde cero", insistió. En efecto, el anterior ministro de Fomento, el popular Álvarez Cascos, siempre restó importancia a convertir la N-II en autovía.

El secretario de Estado explicó que "un expediente como este lleva su tiempo, porque hay que hablar con los ayuntamientos, con medio ambiente, definir trazados; hace falta dar muchos pasos necesarios y si no se han dado es más difícil empezar". "Con la autovía Huesca-Lérida había algún estudio, pero en este caso no había nada, y bien que lo lamento, pero las pautas administrativas y lo que dice la ley hay que cumplirlo. Me gustaría evitar accidentes, pero hay que respetar la ley", concluyó.

Etiquetas