Despliega el menú
Aragón

LIBERALIZACIÓN DE PEAJES

Morlán admite dificultades para la liberalización de los peajes de las autopistas

El Secretario de Estado lamentó que la liberalización de los peajes de la AP-2, entre Fraga y Alfajarín, y de la A-68, entre Mallén y Figueruelas no se resuelve "en 24 horas", sino que exigen tiempo dado que, como en otras zonas del país donde se ha realizado, "no es fácil hacerlo".

El secretario de Estado de Planificación, Víctor Morlán, aseguró que el Ministerio de Fomento sopesa con el Gobierno aragonés fórmulas para la posible liberalización de los peajes de los tramos de las autopistas AP-2 y AP-68 que discurren en paralelo al trazado de las carreteras N-II y N-232.

 

El Secretario de Estado lamentó que la liberalización de los peajes de la AP-2, entre Fraga y Alfajarín, y de la A-68, entre Mallén y Figueruelas, sea "un tema desgraciadamente recurrente que sólo se utiliza sólo cuando hay accidentes con muerte". La polémica en torno a la liberalización de ambos tramos de autopista, añadió, tiene su origen en la decisión adoptada por el Gobierno del PP entre 2000 y 2004 de prolongar las concesiones a los titulares de estos ejes, lo que impedirá su rescate en unos pocos años para su uso como autovías.

El secretario de Estado aseguró, sin embargo, que su departamento mantiene contactos con el Gobierno aragonés para hablar de las distintas propuestas que se barajan para posibilitar la liberalización total o parcial de estos peajes. "Yo pediría -aseguró en respuesta a las críticas de los grupos políticos de oposición en Aragón- que nos dejen trabajar con tranquilidad, porque este es un tema difícil y complejo en el que no sólo estamos implicados nosotros (Fomento) y las comunidades autónomas, sino también las concesionarias".

Morlán, que se remitió a la intervención que la ministra de Fomento hará el próximo martes en el Senado para contestar a una pregunta hecha por el senador del PAR José María Mur en relación a este tema, reiteró que la voluntad de su departamento es lograr una fórmula para favorecer la liberalización de los peajes.

Aseguró, sin embargo, que las negociaciones para la consecución de estos objetivos "no se resuelven en 24 horas", sino que exigen tiempo dado que, como en otras zonas del país donde se ha realizado, "no es fácil hacerlo".

Responsabilizó, por otra parte, al PP de instrumentalizar los accidentes mortales registrados en los referidos tramos de la N-2 y N-232 "para atacar al Gobierno". Negó, además, haber enviado, con intención crítica, ramos de flores al Ministerio de Fomento cuando gobernanda el PP cada vez que se producían accidentes mortales en estos tramos viarios.

Etiquetas