Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN/ ARAGÓN

Más de 50 centros darán clases de apoyo para evitar el abandono escolar en la ESO

En los primeros cursos de Secundaria, los profesores adaptarán la metodología y las materias a los alumnos con dificultades de aprendizaje que están en riesgo de no graduarse

El departamento de Educación extenderá a 53 centros -15 más que el curso pasado- un programa de enseñanza destinado a los alumnos de Secundaria Obligatoria (ESO) que presentan dificultades de aprendizaje y que sin una adaptación de la metodología y los contenidos no podrían superar el ciclo. A estos estudiantes se les dará las asignaturas agrupadas y se potenciará un aprendizaje más interdisciplinar. Por ejemplo, se englobarán en un área las Ciencias Naturales y las Matemáticas y en otra Lengua, Ciencias Sociales e idiomas. Cada grupo lo impartirá un único profesor que relacionará las distintas materias en una misma clase.

Este programa se hará entre los alumnos de primero y segundo de ESO y se cofinancia con dinero del Ministerio de Educación. El objetivo es el mismo que tenía lo que antes se denominaba diversificación curricular: que los alumnos promocionen y no abandonen la Secundaria. La diferencia es que ese proyecto se implantaba en tercer o cuarto curso, mientras que el nuevo -denominado Programa de Aprendizaje Básico (PAB)- comienza en primero o segundo de ESO. "De este modo se pueden detectar antes los problemas que tengan los jóvenes y no esperar a los últimos cursos o a que el alumno comunique que deja de estudiar sin graduarse", comentó la directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun.

Esta recordó que en algunos casos, incluso se trabaja con colegios de Primaria para que los profesionales de esos centros les digan qué alumnos sería recomendable que participasen en el PAB. No obstante, esta decisión siempre se toma después de consultar al equipo de orientadores y educadores y necesita el beneplácito de los padres.

Lucha contra el fracaso escolar

Para conseguir que los estudiantes progresen, los profesores juntan a los que están dentro de este plan de atención a la diversidad en grupos de 10 o 15 y les dan clases a todos y también imparten otras individualizadas. Con este sistema se consigue que el alumno mejore y se ponga al nivel del resto de jóvenes de su curso. De hecho, el 80% de los que pasan por el programa de aprendizaje básico promocionan, es decir pasan de primero a segundo de ESO y se incorporan a las lecciones con el resto de sus compañeros. "Somos la única comunidad que tiene esta medida de apoyo y está incluida en el currículo educativo aragonés. Estamos haciendo un gran esfuerzo por ayudar a los alumnos a mejorar los resultados académicos", dijo Martínez Urtasun.

El fracaso escolar y el abandono prematuro de los estudios son dos de los caballos de batalla de todas las Administraciones educativas del país. Ninguna comunidad se libra de tener preocupantes porcentajes de repetidores en sus aulas, aunque las cifras varían según el nivel educativo. En Primaria, Aragón tiene uno de los datos más altos de alumnos que no superan el curso. En concreto, un 7,4% de los que estudian sexto de Primaria repite, frente al 5,9% de media nacional. Por encima de nuestra comunidad se sitúan tan solo Canarias, Baleares, Murcia y Castilla León.

En cambio, en Educación Secundaria Obligatoria, la situación se invierte y Aragón registra uno de los porcentajes más bajos (un 9,7% de los que cursan cuarto de la ESO repite) solo mejorado por País Vasco (9,4%), Navarra (9,5%) y Galicia (9,5%) e inferior a la media del país, que supone un 12%. Estos son los principales datos de un informe sobre la Educación elaborado por la Fundación Jaume Bofill (dedicada al estudio para la mejora de la educación), que alerta de que los indicadores sitúan a España como el tercer país europeo con más abandonos de los estudios.

Tasa de fracaso

Además, la tasa de abandono escolar prematuro en Aragón -según los datos del informe de la Fundación- se sitúa en el 24,1%, una cifra casi idéntica a la que había hace diez años. La media nacional está en 30,8%. Es decir, tres de cada diez personas de entre 18 y 24 años han abandonado el sistema educativo sin haber terminado los estudios de Secundaria postobligatorios.

Etiquetas