Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN

Los orientadores advierten de que el recorte en educación hará crecer el fracaso escolar

Ven "insuficientes" los medios para atender al alumno con problemas de aprendizaje y reclaman más formación para el profesorado.

Juan Antonio Planas, en la asociación que preside.
Los orientadores advierten de que el recorte en educación hará crecer el fracaso escolar
P. ETURA/ A PHOTO AGENCY

Con un alumnado cada vez más heterogéneo, de distintas nacionalidades, con problemas de conducta o de aprendizaje y unos medios justos para atenderlos, resulta complicado que los niños tengan una enseñanza de calidad y el sistema alcance los niveles educativos europeos. Y si a esto se suman recortes en los recursos ya insuficientes, la situación conduce directa a un punto: el fracaso escolar. Así lo aseguran los orientadores aragoneses que recuerdan que más de una cuarta parte de los estudiantes no obtienen los resultados académicos deseados y alertan de que esta cifra se multiplicará si la inversión se ve mermada. "No se puede querer llegar a mucho cuando se recorta en cuestiones básicas como la educación, que es la que garantiza el futuro", criticó Juan Antonio Planas, presidente de la Asociación de Psicopedagogía aragonesa.

Este comentó que, aunque carecen de datos, han podido saber que la DGA reducirá las partidas destinadas a la atención a la diversidad (que se ocupa, por ejemplo, de la integración de los inmigrantes en las aulas) y se verán afectadas también las plantillas (sobre todo, en personal como orientadores). "Sin atención a la diversidad, formación del profesorado, ratios bajas y recursos para detectar los problemas de los alumnos, el fracaso escolar está garantizado", comentó Planas.

Estos puntos serán, precisamente, los que se abordarán en los cursos que la Asociación de Psicopedagogía aragonesa ofrecerá a partir de octubre y que ayer fueron presentados públicamente. "Queremos esforzarnos para conseguir unos mayores logros educativos y un mayor éxito escolar", añadió Jesús Zapatero, vocal de medios de comunicación de esta organización.

Para Planas, los docentes deberían contar con una formación más amplia en temas relacionados con la psicopedagogía y la inteligencia emocional para poder detectar mejor las necesidades de los alumnos. Además, recordó la importancia de la figura de los orientadores en los centros. Estos profesionales aseguran estar desbordados. En Aragón, en las enseñanzas obligatorias solo hay un orientador por cada 800 alumnos, una cifra muy distante de la recomendada por la Unesco, que es de uno por cada 250.

Respecto al resto del país, la Comunidad está entre las cinco con peor ratio y necesitaría al menos duplicar la plantilla actual para llegar a dar una atención mínima a los escolares. Para llegar a los estándares aconsejados debería triplicarse el personal.

Etiquetas