Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

CONFLICTO EN EL MUNDO ÁRABE

«Los jóvenes árabes son conscientes de que si no se mueven serán la continuidad de sus padres»

Representantes de la comunidad árabe en Aragón creen que las revueltas en sus países van a seguir con el efecto dominó. Dicen que nacen del hartazgo del pueblo, que clama por la democracia frente al despotismo.

Abderraman Ben Chaabane, Sharef Abusia, Khadija Izidi, Atef Younes, Fawad Nahhas y Ali Shaad, en una tetería de Zaragoza.
«Los jóvenes árabes son conscientes de que si no se mueven serán la continuidad de sus padres»
JOSé MIGUEL MARCO

«Tuve la suerte de estar en mi país el 25 de enero y vivir la revolución egipcia desde dentro. Siento que formo parte de la historia y estoy orgulloso de cómo mi pueblo está llevando esta etapa de cambios». La satisfacción que transmiten las palabras del egipcio Ali Shaad, de 41 años, recién llegado de El Cairo, se nota también en los expresivos gestos con los que se dirige a sus compañeros de tertulia. Los seis proceden de países árabes agitados por una revuelta social que parece imparable (Egipto, Libia, Argelia, Túnez, Siria y Jordania). Desde Zaragoza, donde algunos, como el palestino Atef Younes, llevan más de cuarenta años viviendo, confían en que la revolución «dominó» triunfe pacíficamente en todo el mundo árabe.

1. ¿Están de acuerdo con la opinión de los que hablan de una revolución 2.0, influenciada por las redes sociales y el impulso de los jóvenes?

Khadija Izidi (Argelia): No creo. Hace tiempo que vivimos igual. El momento podía haber sido antes. ¿Por qué ahora y no dos años antes? ¿No es un poco raro que hayan sido todos los países al mismo tiempo? Creo que hay otras fuerzas influyendo en estos cambios.

Atef Younes (Jordania): Cuando era joven mi padre siempre me decía: «No te metas en esto, no te metas en lo otro, que te torturarán y te llevarán a la cárcel». Siempre estaba latente el miedo a los servicios secretos, a los que los gobiernos de estos países destinan casi el 30% de su presupuesto nacional para que actúen contra sus propios pueblos. Ahora el mundo ha cambiado y uno puede hablar sin que se enteren los servicios secretos, vía Internet, Facebook. El mundo se ha abierto y se han cruzado fronteras y los jóvenes son conscientes de que si no se mueven ahora serán la continuidad de sus padres.

Ali Shaad (Egipto): Los jóvenes han sido la chispa de todo esto. Mis hermanos y yo mismo hemos participado activamente desde el primer día porque el pueblo árabe está harto de los gobiernos y su corrupción total. Actúan como si el país fuera de ellos. Por eso, las revueltas han sido una búsqueda de la democracia.

Sharef Abusia (Libia): Los jóvenes han tenido la iniciativa en este momento porque estaban hartos de la vieja mentalidad de los gobiernos actuales.

Abderrahman ben Chaabane (Túnez): La enseñanza es obligatoria en Túnez desde 1956, por lo que podemos decir que el pueblo tunecino es un pueblo con conocimiento, estudios, carreras... Mohamed Bouazizi, el joven que se inmoló y provocó la revolución, era un chico con una carrera, que vendía verduras en una carreta alquilada. El pueblo ha aguantado absolutamente todo, pero lo que no ha aceptado son las humillaciones. Eso no lo aguantaron ni Bouazizi, ni su familia, ni sus vecinos. Por eso salieron a la calle a protestar.

Fawad Nahhas (Siria): Todos los países árabes tienen el mismo problema pero diferente cara. Es la corrupción política, que nos ha llevado a la ruina. En la universidad hay un montón de jóvenes que han estudiado y no pueden desarrollar sus conocimientos, pero han sabido utilizar las nuevas tecnologías para levantarse contra el sistema corrupto que hay en todos estos países.

2. La cadena comenzó en Túnez, luego en Egipto, Libia... ¿Confían en que estas revueltas se extiendan?

Izidi: Creo que no, porque cada país tiene su régimen político y no todos tienen el mismo problema. En mi país, Argelia, no tenemos un dictador. Si el presidente se presenta a las elecciones otra vez, le volverá a votar la gente.

Younes: La situación es idéntica en todo el mundo árabe. Europa ha bendecido siempre a los dictadores árabes y han seguido la política de 'divide y vencerás'. Por eso esta revuelta sí que es una cadena, pero su evolución dependerá de cómo se comporten los gobiernos de cada país. Gadafi, por ejemplo, ha sacado los bombarderos contra su gente, pero en los otros casos, han sido súper civilizadas y las han guiado gente joven, desesperada, sin trabajo y sin ver el futuro.

Shaad: Lo que está pasando en el mundo árabe es una búsqueda de la democracia. Creo que lo que empezó en Túnez va a pasar en todo el mundo árabe porque la gente ha despertado y ha visto que es posible conseguirlo.

Abusia: Es una cadena, pero la intensidad difiere en cada país porque es imposible comparar los países ricos del Golfo con la situación de otros, como Egipto.

Ben Chaabane: Es un efecto dominó pero no con la misma intensidad ni va a ser en el mismo tiempo. Las particularidades de cada país van a determinar con qué intensidad y rapidez se pueden despachar a estos gobernantes, que no son nada más que personas dependientes del poder extranjero.

Nahhas: Esto es algo contagioso porque el ciudadano árabe tiene un problema con sus gobernantes. Para ellos, el gobierno es la patria y la patria es el gobierno y si estás en contra del gobierno parece que estás en contra de la patria.

3. Hay personas en Occidente que recelan de estos movimientos de liberación y tienen miedo de que llegue el fanatismo y se incrementen los movimientos terroristas.

Izidi: ¿Fanatismo? ¿Desde qué punto de vista? Yo voto por un gobierno islamista en Argelia, que cumpla con los preceptos y valores islámicos, en un cien u ochenta por ciento. Esto no es el problema. El problema es la persona que representa al Islam pero que no acata sus preceptos. Gente que habla en nombre del Islam, pero no lo representa.

Younes: Hoy en día los medios de comunicación tienen mucha importancia a la hora de formar opiniones. Quien controla los medios controla la mentalidad de la gente. El sionismo controla el 80% de la televisión, la radio y la prensa en Europa y EE. UU. El Islam es la religión del amor, el perdón, la buena convivencia, como lo es el cristianismo. Bush ha conquistado Iraq, ha matado a miles de personas y ha destruido un país entero diciendo que va a luchar contra Al Qaeda. Pero, ¿quien creó Al Qaeda? ¿No fue EE. UU., en Afganistán?

Shaad: El terrorismo no crece en un pueblo democrático. Si llegamos a hacer un país democrático estoy seguro de que no va a aparecer ningún conato terrorista.

Abusia: Ojalá llegue el Islam al gobierno, pero no el terrorismo ni el fanatismo. Cuando se intenta apartar a la gente de la religión y no se le deja expresarse, entonces sí que va hacia el fanatismo y el terrorismo. Si coges a alguien, le tapas la boca y no le dejas expresar sus opiniones, al final puede ir a las armas, eso está pasando en los países árabes.

Ben Chaabane: ¿Quién tiene miedo del fanatismo y terrorismo? Nuestros pueblos no tienen miedo porque saben que la cultura árabe, que está basada en el Islam, está en contra de todo eso. El que tiene miedo es Occidente, pero miedo de lo que ellos mismos están alimentando.

Nahhas: Occidente siempre tiene que buscar un enemigo y meter miedo a su población. Antes lo hacían con el comunismo y la ex Unión Soviética y desde que desaparecieron tuvieron que buscar otro enemigo. ¿Dónde? En el Islam. En la revolución egipcia, los propios musulmanes fueron a proteger las iglesias, que son más importantes para ellos que las mezquitas.

4. En el caso de las revueltas más violentas, ¿hubiera hecho falta una mayor intervención por parte de la comunidad internacional?

Izidi: (Silencio).

Younes: El movimiento empezó en Túnez y hemos visto a Europa 'calladica' porque el gran amigo de Francia, Ben Ali, estaba contando sus últimos días, pero ellos tenían la esperanza de que se quedase en el país porque sirve sus intereses. Lo hemos vuelto a ver otra vez en Egipto, porque Europa sigue atendiendo las ordenes del sionismo procedente de Israel y Norteamérica.

Shaad: Gracias a Dios en Egipto hemos tenido una revolución muy civilizada y en la plaza hemos visto cómo los musulmanes iban al lado de los cristianos y cómo se protegían cuando estaban rezando. Nada parecido a lo que está ocurriendo en Libia.

Abusia: Sí que hace falta una intervención internacional para parar la masacre que está ocurriendo ahora en Libia. Todavía hay cuerpos tirados en la calle sin que nadie pueda recogerlos.

Ben Chaabane: A Occidente no le interesa intervenir porque va a perder su caramelo, el petróleo, del que lleva chupando desde hace décadas. No está dispuesto a perderlo y, por eso, interviene al revés. Por ejemplo, en Túnez, mandando policía francesa para apoyar el régimen de Ben Ali. Eso lo dice todo.

Nahhas: Europa no está en condiciones de ayudar a nadie. Es una vergüenza escuchar las declaraciones del ministro de exteriores italiano apoyando a Gadafi tan descaradamente. ¿Qué vamos a esperar de esos países que toleran estas barbaridades? ¿Ellos son los que van a proteger al pueblo libio?

5. Si tuvieran que formular un deseo inmediato, ¿cuál sería?

Nahhas: Deseo que Occidente mire mejor sus intereses a través de la amistad con los pueblos árabes, no con los dictadores.

Izidi: No se puede vivir sin el mundo árabe, en la historia es así. Por eso pido que nos dejen en paz, como vivimos aquí en España, tranquilos. Queremos que nos dejen hacer lo mismo en nuestros países.

Younes. Espero que el pueblo europeo y americano piensen por sí mismos y no se dejen influenciar por la propaganda sionista. Hoy en día, Israel pesa más que todo el mundo árabe y su petróleo.

Shaad: Deseo que todo el mundo árabe consiga la democracia porque debajo de una democracia buena y verdadera se va a mejorar el nivel de vida de la gente del pueblo y desaparecerá el fanatismo y el terrorismo.

Abusia: Deseo la paz para el mundo árabe, musulmanes o no, en el sentido más amplio de la palabra.

Ben Chaabane: Yo no voy a desear, voy a afirmar que ha llegado la hora de que el ciudadano árabe levante la cabeza y consiga su libertad y su dignidad.

Etiquetas