Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

UN 15,24% MÁS QUE EN 2006

Los aragoneses reciclaron más de 87 toneladas de medicamentos en 2007

Los ciudadanos aragoneses reciclaron durante 2007 un total de 87.713 kilos de medicamentos, lo que se traduce en 5,64 kilos cada mes por cada 1.000 habitantes, un 15,24 por ciento más que en el año anterior, un "buen resultado" según la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Ana Marina.

Así lo indicó en una conferencia de prensa en Zaragoza, en la que estuvo acompañada por el presidente de Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Juan Carlos Gimeno, y el director general de SIGRE, Juan Carlos Mampaso, y en la que se informó sobre la campaña de medicamentos puesta en marcha para evitar que se tiren estos productos sin control a la basura o por el desagüe.

En esta campaña colaboran 687 farmacias de la Comunidad Autónoma, 467 en Zaragoza, 119 en Huesca y 101 en Teruel, además de los tres almacenes de distribución de medicamentos de Aragón, que se hacen cargo de la recogida y almacenamiento temporal de los envases y restos de medicamentos en los puntos SIGRE.

En 2007, la cantidad media mensual recogida por cada 1.000 habitantes alcanzó los 5,64 kilos en Aragón (5,80 en Zaragoza, 5,08 en Huesca y 5,42 en Teruel) y el total de envases y restos de medicamentos reciclado superó las 87 toneladas (64.932 en Zaragoza, 13.412 en Huesca y 9.369 en Teruel), una cifra que convierte a la Comunidad en la cuarta que más colabora con esta actividad.

Marina Sevilla consideró que se trata de un sistema de recogida "muy eficaz", ya que cumple las líneas maestras del Plan GIRA de Aragón y también la normativa europea, e hizo hincapié en que este "buen resultado" hay que buscarlo en la colaboración de los aragoneses, que han demostrado estar muy concienciados con el medio ambiente, dijo.

Por su parte, Juan Carlos Gimeno resaltó que la colaboración de los aragoneses ha ido creciendo de forma muy importante durante los cinco años de vigencia de la campaña SIGRE, y aprovechó la ocasión para recordar a los ciudadanos que deben hacer un uso adecuado de los medicamentos, que cuando acaben un tratamiento no continúen con ese producto, ni lo guarden para otras ocasiones ni lo recomienden a otros ciudadanos.

"Deben controlar los botiquines de casa, y en ningún caso tirar los medicamentos al inodoro o por el fregadero, porque así contribuimos a mejorar el medio ambiente", agregó Gimeno.

En este sentido, el director general de SIGRE informó sobre un sondeo de opinión elaborado en Aragón sobre aspectos ambientales y socioambientales, e indicó que demuestra que el 75 por ciento de los ciudadanos considera bastante o muy perjudicial tirar los restos de medicamentos a la basura, frente al 20 por ciento que considera que es poco o nada perjudicial.

Otra cifra que se contempla en el sondeo es que el 76 por ciento de las personas consideran que automedicarse con medicamentos sobrantes puede entrañar algún peligro para la salud, aunque este dato contrasta con el hecho de que la mitad de los encuestados guardan el medicamento en el botiquín una vez concluido el tratamiento.

Respecto al uso del contenedor SIGRE, el 60 por ciento afirmaron que sí lo han utilizado en el último año, y de ellos el 86 por ciento de una a tres veces, un contenedor que está bien ubicado en la farmacia según el 94 por ciento de los encuestados.

Juan carlos Mampaso informó de que los materiales de los envases se separan para ser reciclados mientras que los restos de medicamentos se eliminan mediante valoración energética, es decir, que se utilizan como combustible para producir energía eléctrica.

Etiquetas