Despliega el menú
Aragón

PREVISIÓN METEOROLÓGICA

Las temperaturas bajarán todavía más mañana y seguirán frescas toda la semana

Los termómetros apenas llegarán a los 20 grados el miércoles y a los 23 o 24 el sábado y el domingo. También se mantendrán las lluvias, sobre todo en las zonas de montaña.

Aunque el comienzo del verano está a la vuelta de la esquina, el tiempo se mantiene bastante revuelto en Aragón. La Comunidad no ha sufrido el fuerte temporal que en los últimos días ha azotado la Cornisa Cantábrica, pero registra temperaturas inusualmente frescas para esta época del año y tampoco se libra de las lluvias por mucho que sean débiles o moderadas.

De hecho, las predicciones de Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) indican que los termómetros seguirán cayendo -aunque poco- hasta mañana, día en el que apenas se llegará a los 20 grados en todo Aragón.

A partir del jueves sí se espera una ligera subida de las temperaturas diurnas, pero las máximas se quedarán en torno a los 23 o 24 grados y así continuarán hasta finales de semana. En cuanto a las mínimas, en zonas como Calatayud, Teruel o Benasque los registros nocturnos bajarán hasta los 8 o 9 grados para luego subir a unos 11 o 12.

En cuanto a las lluvias, tanto hoy como mañana la Aemet prevé precipitaciones débiles o moderadas que serán más frecuentes en las áreas de montaña y menos probables en el valle del Ebro. El jueves por la tarde los chubascos remitirán, pero el respiro será muy breve porque para el viernes también se esperan lluvias y tormentas.

La jornada de ayer fue la más fresca de lo que ha transcurrido de junio en la Comunidad. En Zaragoza y Huesca las máximas no pasaron de 21 grados, y en Teruel se quedaron en 18. El descenso fue aún más acusado en el Pirineo, donde localidades como Bielsa no llegaron a los 15.

Esos registros son hasta diez grados más bajos que los que se midieron el lunes de la semana pasada, cuando aún no había llegado el mal tiempo y los termómetros incluso superaban los 30.

Los promedios históricos indican que lo normal es que en junio las máximas de Zaragoza, Huesca y Teruel se sitúen entre los 27 y los 25 grados. Por eso la temperatura media de la primera quincena del mes en curso se acerca bastante a esas cifras -el fuerte calor de la primera semana se ha compensado con el fresco de los últimos días-.

Mayo fue un mes frío

Este tiempo revuelto llega tras un mes de mayo que en Aragón fue en general frío. En la Ibérica zaragozana y las bajas Cinco Villas las temperaturas fueron muy frías con relación a los promedios históricos, y esa misma tendencia se mantuvo en la zona oriental de la Comunidad. Por el contrario, en la Hoya de Huesca y puntos del Alto Gállego y la Jacetania el mes tendió a ser normal. Las anomalías fueron de -1 grado en gran parte del territorio y de -2 en el Moncayo.

En cuanto a las lluvias, mayo fue un mes de contraste: las precipitaciones caídas permiten calificarlo de húmedo en la Ibérica más occidental y en el extremo oriental del Pirineo. Por el contrario, mayo fue seco en el valle del Ebro, los Monegros y la Jacetania. El porcentaje regional de precipitación sobre los promedios históricos fue del 81%, aunque en el centro de la depresión se quedó en el orden del 40% y en la comarca de Teruel llegó a dejar un 60% más de agua de lo habitual.

Etiquetas