Despliega el menú
Aragón

INFRAESTRUCTURAS-ARAGÓN

Las seis líneas de ferrocarril de Aragón mantienen aún unos 220 pasos a nivel

Fomento ejecuta un plan para suprimirlos o mejorar su seguridad desde el año 2005.

Tres viajeros resultaron heridos el miércoles al chocar un tren y un tractor en un paso a nivel en Monzón. Dos meses antes, el pasado 10 de mayo, fallecieron un padre y un hijo al ser arrollados en otro cruce señalizado, pero sin barreras, de la línea Zaragoza-Madrid a la altura de Cetina. La seis líneas de ferrocarril que atraviesan Aragón mantienen aún unos 220 pasos a nivel, según los datos facilitados por el Gobierno de Aragón.

El Ministerio de Fomento aprobó el Plan de Seguridad de Pasos a Nivel 2005-2012 para la actuación en 4.465 cruces con carreteras y caminos que corresponden a distintas administraciones e incluso a particulares de todo el territorio español. En este tiempo, en Aragón se han suprimido pasos en Zaragoza, El Burgo, Figueruelas, Villanúa, Sabiñánigo, Canfranc, La Puebla de Híjar y Caspe, entre otras localidades.

Según indican fuentes ferroviarias, todos los pasos a nivel que pueden presentar más peligro (porque cuentan con un mayor tráfico tanto de trenes como de vehículos) están señalizados o tienen barrera. Los que no disponen de este último elemento son los que se cruzan con caminos de propiedad particular o de escaso uso. Ya hay largos tramos de vía en Aragón que no cuentan con ningún paso a nivel. Es el caso de la línea del Canfranc, con su recorrido entre Zaragoza y Huesca. En este caso, aunque hasta Gurrea de Gállego ya se construyó sin pasos, después se aprovecharon las obras de la línea de alta velocidad para eliminar los cruces con caminos hasta la capital. Además, recientemente, se eliminaron los pasos a nivel de la capital cuando se inauguró la variante ferroviaria para evitar la circulación del tren por el casco urbano.

Tampoco existen pasos a nivel en la línea de Teruel. En este caso, según apuntan fuentes ferroviarias, ya se construyó así en 1933 hasta Caminreal pero ahora ya no existen los cruces en todo su recorrido entre ambas capitales. A partir de Teruel, la situación es distinta. Sin embargo, se está trabajando en la supresión de estos puntos negros en la línea desde Tardienta a Lérida, donde se encuentra el paso a nivel en el que se produjo el accidente del miércoles.

Por otro lado, una de las obras que ha realizado últimamente el Ministerio de Fomento para cumplir el plan de seguridad es la supresión de los pasos a nivel de la línea Zaragoza-Caspe-Barcelona, donde se concentraban 12 pasos en los municipios de La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Azaila, en los que se han invertido más de cuatro millones de euros. En este caso, la solución ha sido la construcción de estructuras elevadas.

La supresión de estos pasos conlleva también la firma de acuerdos entre Fomento y otras administraciones que tienen la titularidad de las carreteras con las que confluye la vía, puesto que es necesario contar con su consentimiento. Y no solo para eso sino también para que asuman parte del coste de la inversión.

Desde la Asociación de Amigos del Ferrocarril indican que "en Aragón no hay pasos excesivamente peligrosos si se respetan las señales". Aunque destacan que los maquinistas acostumbran a pitar cuando se acercan a los pasos para evitar los accidentes, piden precaución a los conductores antes de cruzar.

Etiquetas