Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FUE APLAZADO EL AÑO PASADO

La repetición del juicio civil por el Yak se celebrará el 1 de febrero

La repetición del juicio civil por el accidente del avión Yak-42 en Turquía, en el que murieron 62 militares españoles cuando regresaban de Afganistán en el mes de mayo de 2003, se celebrará del 1 al 5 de febrero del próximo año en una sala especial habilitada al efecto.

La titular del juzgado de primera instancia número 2 de Zaragoza, María Teresa Real Clemente, encargada del caso, ha solicitado a la Dirección General de Justicia una sala de vistas con aforo para más de cien personas para celebrar el juicio, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

En el banquillo, se sentarán los representantes de la compañía aérea ucraniana Ukranian Mediterranean Airlines (UM Air), su reaseguradora también ucraniana BUSIN Joint-Stock Insurance y la contratista alemana Chapman Freeborn, a los que las familias de las víctimas piden una indemnización millonaria.

Este juicio debía haberse repetido en el mes de noviembre del pasado año, pero fue aplazado por quedar pendiente la recepción de algunas pruebas, de acuerdo con un auto del Juzgado de Primera Instancia Número 2, que ya las tiene en su poder.

El accidente del Yak-42 tuvo lugar el 26 de mayo de 2003 en Turquía y, en el mismo, murieron 62 militares que volvían a España después de una misión en Afganistán.

El primer juicio civil por este caso ya se celebró en una sala especial habilitada en la Feria de Zaragoza, los días 24 y 25 de enero de 2006, y las familias solicitaron unos 60 millones de euros en indemnizaciones a las tres compañías.

El juez Ángel Dolado condenó a las tres empresas a pagar una indemnización global de unos 10 millones de euros a los familiares, que éstos consideraron estaban muy lejos de lo que pedían, por lo que presentaron recursos de apelación al igual que las compañías condenadas.

Sin embargo, la Audiencia Provincial de Zaragoza anuló las actuaciones realizadas en el juicio contra la empresa Chapman Freeborn, al considerar que no se emplazó correctamente a la compañía, que era la contratista del avión, y ordenó la repetición de la vista.

Etiquetas