Despliega el menú
Aragón

ACUERDO CON EL GOBIERNO DE ARAGÓN

La plantilla de Sodemasa confía en lograr la profesionalización de cuadrillas en 2015

El presidente del comité intercentros de Sodemasa, Jesús Salas, ha informado de la decisión de los trabajadores de desconvocar las jornadas de paro general convocadas a partir del pasado día 16 ante el acuerdo suscrito.

Reunión de Sodemasa para fijar los servicios mínimos
Los trabajadores de Sodemasa confían en alcanzar acuerdo antes de agosto
OLIVER DUCH

Los trabajadores de Sodemasa han valorado este jueves el acuerdo alcanzado con la dirección de la empresa y el Gobierno aragonés de mejora de las condiciones laborales, al entender que abre una vía a la profesionalización de las cuadrillas de extinción de incendios en el horizonte de 2015.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el presidente del comité intercentros de Sodemasa, Jesús Salas, quien ha comparecido para informar de la decisión de los trabajadores de desconvocar las jornadas de paro general convocadas a partir del pasado día 16 ante el acuerdo suscrito.

El pacto evita que se produzcan nuevos recortes y reducciones en los periodos de contratación de las cuadrillas de extinción y permite a los sindicatos participar en la redacción de un acuerdo marco dirigido a conseguir en 2015, entre otros puntos, que las cuadrillas tengan un periodo de contratación mínimo de diez meses, como prevé la Ley de Montes de Aragón.

A juicio del representante sindical, «sin los 10 meses de contratación que contempla la Ley de Montes, no hay profesionalización de las plantillas ni asentamiento de la población en el medio rural».

Este acuerdo, que afectaría a los 856 trabajadores que forman el operativo de extinción, plantea, asimismo, que los contratos se lleven a cabo a jornada completa, y abre la posibilidad a los trabajadores que no superan las pruebas físicas exigidas a causa de la edad de pasar a unas cuadrillas de «segunda actividad».

También se propone analizar cuestiones referidas a la necesidad de establecer una duración mínima de la jornada de trabajo, así como de «puntos de encuentro» para los miembros de las cuadrillas, con duchas y taquillas.

Además, se incide en la necesidad de que el documento, cuyo periodo de elaboración se fija entre el 1 de octubre de este año y el 31 de mayo de 2012, contenga los recursos financieros necesarios para la consecución de los objetivos planteados.

Estas condiciones se plantean, asimismo, en cuanto a los más de cien trabajadores que desempeñan su labor en la sección de Espacios Naturales Protegidos.

A pesar del acuerdo, Salas ha criticado los servicios mínimos del ciento por ciento que impuso el Gobierno a los trabajadores en caso de declararse en huelga, al entender que supone una violación de derechos constitucionales con el fin de «subyugar» a la plantilla.

A este respecto, ha comentado que aunque los servicios mínimos hubieran sido del 80% o el 70%, los trabajadores no dejarían de acudir a los incendios al ser los primeros interesados en el mantenimiento de su entorno natural.

Tras subrayar que «lo que intentamos es buscar soluciones y no crear problemas», ha demandado a la empresa un mayor talante negociador para desbloquear el convenio colectivo de la plantilla, ya que, en su opinión, esta situación provoca «desmotivación» entre los trabajadores.

El representante sindical ha admitido que el acuerdo suscrito en las partes no incluye referencia alguna a la reivindicación de la plantilla de mantener la gestión pública de la empresa Sodemasa.

Esta referencia, incluida en el preacuerdo negociado entre las partes, fue suprimida ya que, según Salas, los directores generales de Gestión Forestal y del Medio Natural aseguraron antes de la firma del acuerdo definitivo que no podía incluirse alusión alguna en el actual momento de reestructuración de las empresas públicas.

«Ellos nos dijeron que habían quitado la frase para no comprometer a la corporación de empresas públicas en Aragón en el actual proceso de reestructuración, y llevar las negociaciones en una dirección o en otra».

Ha añadido que los directos generales referidos se mostraron partidarios de dar continuidad al sistema de gestión pública de la empresa, «porque se ha visto que ha funcionado».

Por otra parte, el sindicato CC. OO. ha emitido hoy un comunicado en el que expresa su preocupación ante las declaraciones hechas por el consejero de Hacienda, Mario Garcés, y Roque Vicente, director general de Gestión forestal, en las que no descartan una posible privatización de Sodemasa y recortes presupuestarios en el operativo contra incendios para 2012.

Etiquetas