Despliega el menú
Aragón

AULA DEI

La oposición exige medidas urgentes ante la posible marcha de los cartujos

Desde el departamento de Cultura siguen sin aclarar cómo se procedería una vez que los monjes abandonaran el cenobio e insisten en esperar a conocer su postura de primera mano.

Aula Dei (Peñaflor, Zaragoza)
La oposición exige medidas urgentes ante la posible marcha de los cartujos
HERALDO

El futuro de la cartuja de Aula Dei después de conocer la intención de los monjes de marchar al valle navarro de Ezcabarte preocupa también a los grupos de la oposición. Mientras desde el departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón insisten en que deben esperar a que haya una notificación oficial de los monjes y aguardar a que estos hagan su propuesta, la oposición exige que se tomen medidas urgentes para garantizar la propiedad del edificio y su conservación.

 

Al parecer, los monjes querrían trasladarse a este valle en busca de un edificio más acorde a sus necesidades y de la tranquilidad que necesita la orden de San Bruno, un aspecto en el que habría sido clave la apertura de la iglesia al público para contemplar las pinturas de Goya, ahora en restauración. Su marcha preocupa especialmente a los historiadores del arte y restauradores, que ven con incertidumbre el futuro del edificio, así como su conservación, por el gran valor arquitectónico del conjunto.

 

Fuentes de la DGA volvieron a insistir ayer en que no ha habido notificación oficial por parte de los cartujos y que además podría pasar mucho tiempo desde que se tomara la decisión hasta que finalmente abandonaran el cenobio de Peñaflor. Desde el departamento siguieron sin aclarar cómo se procedería una vez que los monjes abandonaran el monasterio, algo que, sin embargo, exigen los grupos de la oposición en las Cortes.

 

Miguel Navarro, portavoz de Cultura del PP, pidió una "actuación lo más rápida posible" del Gobierno de Aragón para ponerse en contacto con la Orden. Se refirieron además a algunos otros casos, como el de San Victorián, en la provincia de Huesca. "Se debe garantizar que Aula Dei tenga vigilancia para evitar posibles daños y su conservación", añadió Navarro. "Deben sentarse con la propiedad privada y llegar a un acuerdo. Si no, que busquen legalmente la forma jurídica para que ese bien pase a ser propiedad pública", puntualizó el portavoz popular, quien recordó que el patrimonio está "para el disfrute del pueblo y para que pueda tener la mayor proyección".

 

La portavoz de Chunta, Nieves Ibeas, se mostró rotunda: "En este Gobierno, cada vez que hablan de patrimonio es para echarse a temblar". En este sentido, recordó los casos de Sijena y de San Victorián, así como el tema de los bienes sacros. "Hay que evitar que vuelvan a repetirse situaciones que determinen la salida de bienes muebles del patrimonio aragonés", explicó Ibeas.

 

La portavoz nacionalista aseguró que se van a plantear una serie de iniciativas para conocer la realidad de la situación y pidió al Ejecutivo que no espere a su marcha definitiva para actuar. "Para cuando tomen una decisión, ya se habrán ido y las gestiones serán mucho más complicadas", advirtió Ibeas, quien concluyó que "la gestión del patrimonio está siendo muy mala".

"Deben asegurar la propiedad"

Para Adolfo Barrena, coordinador general de IU, debe quedar claro que el conjunto de interés arquitectónico de Peñaflor será público. "Primero deben asegurar la propiedad y después la conservación", dijo Barrena. Además, el diputado de IU aseguró que no apoyarán "jamás la entrada en un proceso mercantil". "No permitiremos ni consentiremos que la obra sirva para que la Iglesia haga negocio", añadió Barrena, quien insistió en que ya se ha pagado "mucho dinero público" tanto por la DGA como por el Gobierno central para la restauración de las pinturas murales de Goya.

 

Por su parte, el viceconsejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo (PAR), confió ayer desde Fitur, donde se celebraba el día de Aragón, en que finalmente los monjes no se vayan de Peñaflor. "Entiendo que la Orden de San Bruno tendrá sus razones para explicar su posible marcha, pero no quiero creérmelo. No sería bueno para Aragón ni para la vida cartuja ni para lo que es uno de nuestros activos turísticos, con las obras del joven Goya", concluyó.

Etiquetas