Aragón
Suscríbete

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

La DPZ se plantea ayudar a los ayuntamientos a financiar su gasto corriente

Javier Lambán insiste en que el debate suscitado por el PAR sobre diputaciones y comarcas es "en el mejor de los casos, artificial".

Ayudar a los ayuntamientos a financiar su gasto corriente en los próximos años. Esta es la iniciativa que la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) está estudiando con el objetivo de dar un pequeño respiro a las arcas municipales de la Comunidad asfixiadas por la crisis.

Lejos de apoyar inversiones con programas específicos como ha hecho el Estado en el último año (el Plan E, por ejemplo), el presidente de la DPZ, el socialista Javier Lambán, apuesta por sufragar el gasto corriente. Pero no dio más detalles ni avanzó cómo se articularía esta ayuda.

En una entrevista concedida a Europa Press, Lambán reconoció, no obstante, que si se llevara a cabo esta propuesta, negociada por todos los grupos políticos, "a costa de las inversiones, significaría gravar todavía más el problema del sector de la construcción". No obstante, resolvió esta disyuntiva: "Tendremos que elegir entre lo posible y lo peor". "Quizá dentro de un año o dos, el mayor problema de los ayuntamientos no sea seguir haciendo inversiones e infraestructuras sino mantener esos equipamientos", justificó Lambán. Y advirtió de que "por duro que pueda parecer", esta situación es la que va a caracterizar la realidad de los ayuntamientos en los próximos años.

En este sentido, recordó los programas de colaboración con las entidades locales que ya están en marcha desde hace años y que tienen que ver con el empleo y la asistencia técnica. De esta forma, desde hace dos años funciona un plan especial de apoyo al empleo, destinado a financiar la contratación de personas desempleadas para servicios públicos de competencia municipal. En 2010, se han previsto ocho millones de euros para la creación y mantenimiento de 951 puestos de trabajo.

La Agencia Provincial de Planeamiento y Desarrollo Municipal es otro de los mecanismos de cooperación y que ayuda a gestionar licencias, planeamientos urbanísticos y el resto de servicios. "Una de las misiones fundamentales de la institución provincial es ayudar a los municipios en aquello que no tienen capacidad para hacerlo por sí solos", recalcó el presidente de la DPZ, que consideró que la diputación "tiene que tender no a encarnar un proyecto institucional propio sino a formar con los ayuntamientos una única comunidad política local". "No trabajamos para los ayuntamientos, trabajamos en los ayuntamientos", dijo.

En esta reivindicación del papel de las diputaciones provinciales, Lambán volvió a cargar las tintas contra el PAR por haber suscitado el debate sobre la convivencia de estas instituciones y las comarcas y haber reclamado la supresión de los entes provinciales. "Esta propuesta es bastante desafortunada en general", calificó Lambán respecto a la idea de cambiar el sistema de elección de los consejeros comarcales y de convertir las diputaciones en corporaciones de representación comarcal.

"Este debate es, en el mejor de los casos, artificial y, en el peor, interesado", recriminó el presidente de la DPZ, que abogó por una convivencia entre las comarcas y las diputaciones provinciales. Eso sí, desechó que estas instituciones sean gestionadas por "hombres y mujeres ajenos al mundo local". "Sería un problema añadido al que ya tiene este país excesivamente inflado en cuanto a burócratas, políticos y con una metástasis presupuestaria y funcionarial que difícilmente pueden soportar las arcas públicas durante mucho tiempo", alertó.

Etiquetas