Aragón

INFRAESTRUCTURAS

La DGA licitará este mes su plan de mejora de carreteras por 650 millones de euros

Obras Públicas envió la semana pasada el proyecto concesional al Ministerio de Economía, que debe decidir si computa como deudaLas obras comenzarán en las tres provincias a lo largo del verano

El Gobierno de Aragón sacará a concurso este mismo mes su ambicioso plan de mejora y modernización de la red autonómica de carreteras, que implicará una inversión de 650 millones de euros entre los años 2010 y 2013. El director general de Carreteras de la DGA, Antonio Ruspira, explicó que tan solo están pendientes de la fiscalización del Ministerio de Economía y Hacienda, al que se le remitió la semana pasada toda la documentación del denominado Proyecto Red. El objetivo es que las máquinas empiecen a trabajar a lo largo del verano en las tres provincias.

 

Antonio Ruspira subrayó que se han seguido "todos los pasos", con la redacción de los estudios informativos y la aprobación de las declaraciones de impacto ambiental a finales del año pasado. También se cuenta con los estudios de viabilidad económica-financiera, pero señaló que Economía y Hacienda debe decidir ahora si el Proyecto Red computa como deuda de la Administración autonómica. La DGA confía en que no sea así, lo que complicaría el estado de las cuentas pero no la puesta en marcha de las mejoras en la red de carreteras. Antonio Ruspira dejó muy claro que seguirán adelante "sí o sí", puesto que este proyecto supone una de las prioridades para el Gobierno PSOE-PAR en esta legislatura.

 

La cuestión está en si se puede acometer la mejora y conservación de las vías autonómicas sin que compute como deuda, como defiende el Ejecutivo regional, mediante un programa concesional. De esta forma, se adelantarán unos trabajos para los que la DGA no dispone de golpe de tanta liquidez y que necesitaría de dos décadas si se acometieran por la fórmula convencional, según los propios cálculos de la Dirección General de Carreteras.

 

Las actuaciones incluidas en el Proyecto Red afectarán a 2.500 kilómetros de las vías autonómicas, aproximadamente el 45% del total (5.600 kilómetros).

Las empresas concesionarias tendrán que acometer las obras de modernización en un plazo de cuatro años y se encargarán a su vez de la conservación de las carreteras durante 25 años. La Consejería de Obras Públicas prevé dividir la red en ocho sectores (tres en Zaragoza, otros tantos en Huesca y dos en Teruel).

Pago diferido y periódico

La contratista en cada uno de los sectores percibirá del Gobierno de Aragón una cantidad periódica por estos trabajos, cuantía en la que además de las obras y el mantenimiento se tendrán en cuenta otros factores para primar una correcta conservación. En la lista se incluirá el índice de siniestralidad y el tráfico soportado.

 

De los 2.500 kilómetros de carretera considerados como prioritarios para su tratamiento, en 680 kilómetros se han acometido escasas mejoras en los últimos años. En los 1.720 kilómetros restantes se han realizado actuaciones diversas, aunque necesitan ya intervenciones en firmes, cunetas, asfaltados, señalización y seguridad vial.

 

El Proyecto Red prevé mejorar tramos de carreteras de ancho insuficiente para las necesidades actuales de tráfico y trazados con velocidades inferiores a las definidas en el plan, como la A-1307, entre Belchite y Azaila. También se pretende restaurar los firmes y mejorar la visibilidad con el objetivo de ganar en seguridad vial. En uno de los sectores de Teruel, las actuaciones tendrán por objeto el acondicionamiento de los tramos curvos para adaptarlos, en la medida de lo posible, al relieve del terreno.

 

Algunos de los cambios serán sustanciales para la vertebración del territorio. En el caso de los vecinos de Estiche de Cinca, estrenarán un viaducto sobre el río Cinca de más de kilómetro y medio de longitud y la velocidad en esta vía que enlaza con la A-1234 será de 100 kilómetros por hora.

 

El Gobierno de Aragón también prevé la modificación del trazado de decenas de carreteras con la finalidad de mejorar los tiempos de recorrido, niveles de servicio y especialmente la citada seguridad de la circulación. Las intervenciones se alargarán más de diez kilómetros en varios tramos, como es el caso de la A-1503, entre Illueca y el límite provincial con Soria.

Etiquetas