Aragón

MEDIO AMBIENTE

La contaminación se dispara en Aragón y lo aleja del plan contra el cambio climático

La Comunidad liberó en 2007 un 44% más de gases que en 1990, cuando el reto es no superar el 37%La DGA cree que en 2008 sí se medirá un descenso importante

Las emisiones de gases de efecto invernadero volvieron a crecer en Aragón en 2007, el último año del que se tienen datos. Según el inventario nacional que elabora el Ministerio de Medio Ambiente, en ese ejercicio en la Comunidad se liberaron a la atmósfera 23,3 millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que supuso un aumento del 2,9% respecto al 2006. En España subió un 2%.

 

Esto significa que Aragón se ha alejado bastante del objetivo que la propia DGA se autoimpone en la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático y Energías Renovables. Ese documento establece que, en consonancia con el plan nacional de emisiones, a lo largo del quinquenio 2008-2012 la Comunidad puede liberar, como máximo, un 37% más de gases de efecto invernadero (GEI) que en 1990 -el año de referencia para el Protocolo de Kyoto-.

 

En 2006 Aragón emitió un 40,1% más de GEI que en 1990, y con el nuevo aumento registrado en 2007 ese desfase se sitúa ya en el 44,3%, siete puntos por encima del límite que se ha marcado el Ejecutivo autonómico pero muy por debajo de la media nacional -52,6%-. Para no superar ese 37% de incremento, la Comunidad debe reducir sus emisiones y conseguir que el promedio anual del quinquenio 2008-2012 se sitúe por debajo de los 22,1 millones de toneladas de CO2 equivalente -1,2 millones menos que las emitidas en 2007-.

"Ambicioso pero realizable"

La directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático considera que el reto es "ambicioso pero realizable". "Es verdad que en 2007 las emisiones crecieron un poco, pero 2008 fue un punto de inflexión y la tendencia es a la baja -sostiene Marina Sevilla-. Calculamos que el año pasado hubo un descenso de en torno al 8% que continuará en este 2009".

 

Según Sevilla, esa caída se debe sobre todo al parón de la actividad económica y de la producción de energía provocado por la crisis, pero también a las medidas de lucha contra el cambio climático que está poniendo en marcha el Gobierno de Aragón.

Kyoto, imposible de cumplir

En realidad, para cumplir con el Protocolo de Kyoto el aumento de emisiones respecto a 1990 debería ser, como mucho, del 15%. Sin embargo, en España ese porcentaje ya se ha disparado hasta el 52%, lo que ha obligado al Gobierno central a establecer un objetivo más realista: se intentará bajar hasta el 37%, y los 22 puntos de diferencia respecto a Kyoto serán compensados por el Estado comprando derechos de emisión y plantando bosques que funcionen como sumideros de dióxido de carbono.

El sector regulado

En cuanto al origen de los gases de efecto invernadero emitidos en Aragón, el 48% de los 23,3 millones de toneladas liberados a la atmósfera en 2007 procedían del sector regulado, es decir, de las industrias sometidas al régimen de comercio de emisiones. En España ese porcentaje es sensiblemente menor -40%-.

 

El 31 de diciembre de 2007 funcionaban en Aragón 52 plantas de este tipo. De ellas, 25 eran instalaciones se bajas emisiones que en conjunto solo liberaron el 2,7% de los GEI atribuibles al sector regulado. Por el contrario, en la Comunidad había una cementera y dos centrales térmicas que generaron el 76,3%. En este sentido, hay que tener en cuenta que, al ser una región exportadora de electricidad, 4,4 de los 23,3 millones de toneladas CO2 equivalente producidos en Aragón pueden atribuirse a otras autonomías.

Los sectores difusos

El otro 52% de los gases de efecto invernadero lanzados a la atmósfera en Aragón en 2007 correspondió a los sectores difusos, es decir, a todas aquellas actividades que no están sometidas al comercio de emisiones: el transporte, la agricultura y la ganadería, la eliminación de residuos, la edificación, el comercio...

Emisiones por tipo de actividad

Independientemente de si las emisiones de una determinada actividad esté sometida o no al régimen de comercio de emisiones, los gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera en Aragón en 2007 pueden clasificarse por áreas de actividad económica. Así, la producción de energía acaparó ese año el 33,6% de los GEI generados en la Comunidad. Le siguieron la agricultura, con el 21,1%; la industria, con el 17,5%; el transporte, con el 16,7%; y los residuos, con el 1,8%. Otros sectores como el residencial, el comercial o el institucional liberaron conjuntamente el 8,4%.

La estrategia aragonesa

Los esfuerzos de Aragón para reducir sus emisiones de GEI tienen que centrarse en los sectores difusos, ya que en el regulado es al Gobierno central a quien le corresponde establecer las medidas destinadas a recortar la generación de CO2 y otros gases. Las tendencias observadas indican que en quinquenio 2008-2012 los sectores difusos van a tener un mayor peso en las emisiones totales que el sector regulado.

 

La recién aprobada Estrategia Aragonesa de Cambio Climático y Energías Renovables debe servir de base para la elaboración de planes de acción encaminados tanto a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero como a adaptarse al nuevo escenario que va a generar el cambio climático. Cada entidad pública o privada de la Comunidad puede crear su pro-pio plan de acción, y la DGA ya está preparando el suyo para dar ejemplo.

Los sectores de actuación que contempla la estrategia son diez: los recursos naturales y la biodiversidad; la energía; el tranporte y la movilidad; el residencial comercial e institucional; la industria; la agricultura, la ganadería, las actividades forestales y los recursos hídricos; los residuos; la salud; el turismo; y la educación y la sensibilización.

Etiquetas