George Orwell cumple su deseo (87 años después) de tomar un café en Huesca

Huesca inaugura, por iniciativa popular, una escultura en homenaje al escritor universal en el Parque Miguel Servet. 

Una escultura recuerda desde hoy al novelista en el Parque Miguel Servet.
Una escultura recuerda desde hoy al novelista en el Parque Miguel Servet.
Heraldo

Una escultura inmortaliza desde este domingo en la capital oscense al escritor británico George Orwell y su célebre frase "Si alguna vez vuelvo a España, prometo firmemente tomarme un café en Huesca". La asociación cultural Colectivo Ciudadano de Huesca y la Orwell Society, que han promovido una campaña de suscripción de fondos, han donado a la ciudad un bajorrelieve realizado por el escultor Javier Sauras que recuerda esa mención del autor de 'Rebelión en la granja' y '1984', escrita en otra de sus obras, 'Homenaje a Cataluña'. Se exhibe cerca de una de las entradas del parque Miguel Servet, la de la calle Rioja.

El monumento pretende ser "un tributo emocional de muchas personas en distintos y lejanos lugares del mundo, hacia un intelectual que luchó por la libertad de pensamiento con espíritu crítico y voluntad insobornable", según los promotores.

El acto, realizado en colaboración con el Ayuntamiento de Huesca, ha sido multitudinario y ha estado cargado de emoción. Numerosas personas han asistido al descubrimiento de la placa donada a la ciudad. Entre ellas ha destacado la presencia del hijo de Orwell. Richard Blair (el verdadero nombre del escritor era Eric Arthur Blair) está estos días en la provincia, donde también ha visitado el museo sobre la Guerra Civil en Robres. Este domingo ha tenido lugar la VI Trinchera Viviente de la Ruta Orwell, dedicada a recrear sus vivencias durante la Guerra Civil española descritas en su libro ‘Homenaje a Cataluña’.  

Richard Blair se ha mostrado "muy emocionado" asegurando que el acto significa mucho para él y para la Orwell Society. Ha agradecido el esfuerzo del Colectivo Ciudadano de Huesca, de todas las personas que han hecho posible con su contribución económica la colocación del monumento, y del Ayuntamiento, alabando el magnífico lugar elegido para colocar la escultura. También ha tenido palabras para Javier Sauras por la obra. 

El novelista y ensayista pasó seis meses en primera línea del frente, en la comarca de los Monegros y en el cerco de Huesca, durante la Guerra Civil. Casi le costó la vida por el disparo de un francotirador. Finalmente salió de España en 1937. El título 'Orwell toma café en Huesca' viene a resolver con carácter simbólico un deseo incumplido. El general que mandaba las tropas republicanas reiteraba su intención de tomar algún día café en Huesca. Se convirtió en una coletilla humorística entre la tropa porque la capital oscense, en manos del Ejército franquista,  nunca cayó.   

Al acto de inauguración del monumento ha asistido una representación del Ayuntamiento de Huesca, encabezada por el concejal de Urbanismo, Iván Rodríguez, que ha intervenido junto a otras personas para loar la figura de Orwell y recordar sus vivencias en el Alto Aragón. La alcaldesa, Lorena Orduna, ha excusado su asistencia porque estaba con una delegación de la corporación municipal en Tarbes, ciudad hermanada con Huesca, para asistir al acto de recepción de la llama olímpica de París 2024.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión