Huesca
Suscríbete

El barranquista muerto era policía nacional: "Todo su tiempo libre lo pasaba en Jaca"

El sindicato Jupol ha trasladado el pésame a la familia, amigos y compañeros por el fallecimiento de Javier Braojos.

Helicóptero de la Guardia Civil.
Helicóptero de la Guardia Civil.
Guardia Civil

El barranquista fallecido el jueves cuando hacía un rapel en un cañón del municipio de Yésero, en la comarca del Alto Gállego, era Javier Braojos, un policía nacional de 47 años de edad nacido en Madrid que trabajaba ahora en San Sebastián, aunque hasta el verano del año pasado estuvo destinado en la comisaría de Jaca

Desde el sindicato Jupol han trasladado su pésame a la familia, amigos y compañeros de la víctima, además de expresar su gratitud a los especialistas del Greim de la Guardia Civil "por su profesionalidad en todas las circunstancias". 

Ibón Domínguez, portavoz nacional de Jupol, se ha mostrado consternado por este fatal accidente ya que fue su compañero (binomio) durante su período de prácticas en Jaca y ya como policía de la plantilla de la comisaría una vez jurado el cargo de funcionario. Sin embargo, su pareja trabajaba en el País Vasco y por eso acabó trasladándose a San Sebastián. "Entró ya con 45 años en el cuerpo y era súper válido", ha destacado.

Pese a haberse mudado de comunidad, Javier Braojos volvía al Pirineo oscense siempre que podía ya que era un apasionado de la montaña. "Todo su tiempo libre lo pasaba en Jaca y alrededores y estaba todo el día en el monte. Físicamente estaba muy fuerte, no sé qué pudo ocurrir", ha lamentado Domínguez.  

La familia recibirá en el tanatorio de Jaca este viernes de 12.30 a 14.30 y posteriormente trasladarán el cuerpo hasta Madrid, donde se realizará en entierro

Según ha informado este viernes la Guardia Civil, el aviso del accidente de Yésero se recibió el jueves a las 17.24. Otro barranquista que iba en el grupo alertó de que mientras hacían el descenso en el barranco de Sía, uno de ellos se había precipitado unos 35 metros mientras rapelaba y estaba inconsciente.

La Guardia Civil activó al Greim de Panticosa, la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061. Tras sobrevolar la zona, localizaron al barranquista, el cual presentaba signos incompatibles con la vida. El cuerpo fue evacuado a la aeronave y trasladado al helipuerto más cercano, donde esperaban los servicios funerarios para su posterior evacuación al Instituto de Medicina Legal de Huesca.

Es el tercer fallecido en menos de un mes haciendo barranquismo en la provincia de Huesca. Una mujer francesa de 53 años perdió la vida en Tella-Sin el 14 de abril y un bombero madrileño de 35 en la cascada de Sorrosal, en Broto, el día 30. Este último también realizando un rapel. Con ellas ya son cinco las víctimas mortales en actividades deportivas en la montaña en Huesca en lo que va de año 2024.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión