Huesca
Suscríbete por 1€

Policías nacionales de Huesca aprenden a usar el desfibrilador para salvar vidas

El Sindicato Unificado de Policía ha organizado un curso de pimeros auxilios impartido por el enfermero Guillermo Oliván y con la colaboración de Cruz Roja.

Dos alumnos del curso de primeros auxilios y DESA realizando prácticas.
Dos alumnos del curso de primeros auxilios y DESA realizando prácticas.
SUP

Un accidente, un incendio o una parada cardiaca. Estas son situaciones que agentes de la Policía Nacional se encuentran en su día a día profesional. Según los datos oficiales a nivel nacional en 2021, una ambulancia tarda 8 minutos de media en llegar al lugar de atención de un paciente. Por ello, en numerosas ocasiones son los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en especial aquellos que desarrollan su servicio en radiopatrullas, los primeros en llegar al lugar de los hechos. De allí la importancia de su formación en atención sanitaria.

Por todo ello, tras la reivindicación de la Delegación de Prevención de Riesgos Laborales del Sindicato Unificado de Policía (SUP), se ha conseguido que en fechas próximas se instalen hasta seis desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) en aquellas dependencias policiales de Aragón que no disponen de él como la Comisaría Provincial de Huesca, convirtiéndose así en espacios cardioprotegidos.

Para formar a los agentes, el SUP organizó este lunes un curso de primeros auxilios, soporte vital básico y uso del DESA para policías nacionales, impartido por el enfermero titulado Guillermo Oliván y gracias a la colaboración de Cruz Roja Huesca. También estaba invitado un agente de la Guardia Civil. El sindicato valora el apoyo del comisario provincial de Huesca, Luis Fernando Ascaso, quien destacaba que "este tipo de iniciativas formativas redundan en un mejor servicio a la ciudadanía".

Desde el SUP recuerdan que según la Sociedad Española de Cardiología, en España se producen unas 52.300 paradas cardíacas al año, 22.300 en los hospitales y 30.000 en el entorno comunitario. Los fallecimientos por esta causa llegan hasta los 45.000. Para mejorar esa cifra es vital que la primera intervención al enfermo, con conocimientos básicos y material adecuado, se lleve a cabo entre los 3-4 primeros minutos tras producirse la parada, lo que puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50 por ciento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión