Huesca
Suscríbete por 1€

robos

Los cacos vacían el almacén municipal de Castejón de Monegros: "No nos han dejado ni los destornilladores"

Las herramientas sustraídas están valoradas en más de 40.000 euros. Para su transporte inicial, utilizaron el propio camión de la brigada.

El camión municipal apareció abandonado en un paraje a unos dos kilómetros de la nave.
El camión municipal apareció abandonado en un paraje a unos dos kilómetros de la nave.
Heraldo

Los cacos han vaciado el almacén municipal de la localidad de Castejón de Monegros. En total, se han llevado todo tipo de herramientas de trabajo por valor de más de 40.000 euros: dos grupos electrógenos, tres motosierras, dos cortacésped, una barredora, tres ordenadores de riego, desbrozadoras, llaves… "No nos han dejado ni los destornilladores; solo queda alguna escoba y unas escaleras", resume la alcaldesa del municipio, Ana Puey, sin ocultar su "impotencia" ante el robo sufrido.

Los hechos ocurrieron de madrugada y fueron descubiertos este pasado viernes, a las 7.30, cuando el trabajador municipal acudió a la nave desmantelada, que está situada en las inmediaciones del casco urbano, junto a las piscinas municipales. Para acceder a su interior, los cacos forzaron la entrada principal, reventando el bombín de la puerta.

A su llegada, el trabajador municipal y después la propia alcaldesa comprobaron que incluso se habían llevado el camión de la brigada, que estaba en el interior del edificio y que apareció poco después en un paraje cercano, a unos dos kilómetros del almacén, entre dos lomas, sin posibilidad de ser divisado con facilidad. De hecho, fue un agricultor de la zona el que dio el aviso.

Según indica la primera edil, todo indica que los cacos utilizaron el camión para cargar y trasladar las herramientas desde la nave al paraje, donde realizaron el intercambio y huyeron, abandonado el vehículo municipal. Al lugar, y tras el aviso del consistorio, acudieron patrullas de la Guardia Civil y Policía Judicial. El material de la nave está asegurado.

"Además de la rabia, el trastorno es enorme, ya que nos han dejado sin nada. Y es complicado mantener la actividad diaria de la brigada. De hecho, si tuviéramos una avería importante, tendríamos que recurrir a las herramientas de los vecinos o al auxilio de otros ayuntamientos", indica Puey. Tras el suceso, la edil se plantea reforzar las medidas de seguridad en los equipamientos municipales. Algunos de ellos ya cuentan con diferentes mecanismos como alarmas. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión