Huesca
Suscríbete por 1€

Localizan en Loscorrales una fosa común de víctimas civiles de la Guerra Civil

La exhumación ha sido promovida por la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido tras la solicitud formulada por Fernando Torralba, sobrino-nieto de una de las víctimas, Sebastián Bretos Pérez.

Excavación de la fosa común hallada en Loscorrales.
Excavación de la fosa común hallada en Loscorrales.
ARMH Batallón Cinco Villas

La Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO) ha comenzado las labores arqueológicas de localización y exhumación de una fosa común clandestina de víctimas civiles de la represión franquista tras la Guerra Civil en el cementerio viejo de Loscorrales, a unos 25 kilómetros de Huesca.

La exhumación fue impulsada por la solicitud formulada a comienzos de año por Fernando Torralba, sobrino-nieto de una de las víctimas, Sebastián Bretos Pérez. También se ha contado con la colaboración de miembros de otras asociaciones memorialistas como la ARMH Batallón Cinco Villas y el Colectivo de Historia y Arqueología Memorialista Aragonesa (Chama), así como otras personas voluntarias.

La intervención ha sido llevada a cabo por el Equipo Arqueológico Forense de Aragón (EAFA), bajo la dirección de los arqueólogos e historiadores Javier Ruiz y Cristina Sánchez, la arqueóloga Ana Rubio y la antropóloga Annika Fieguth, además de Miguel Ángel Capapé Garro, en representación de la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido. 

Este equipo técnico ha trabajado durante la última década en más de una treintena de intervenciones arqueológicas de localización y exhumación de fosas comunes de la Guerra Civil y la posguerra en Aragón, recuperando hasta la fecha 142 víctimas.

La financiación necesaria para poder realizar estos complejos trabajos y estudios proviene de las ayudas que anualmente concede la Diputación Provincial de Huesca para trabajos de Recuperación de la Memoria Histórica y de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática a través del recientemente aprobado II Plan de Fosas.

Sebastián Bretos Pérez

Sebastian Brétos Pérez, nació el 28 de marzo de 1900 en la localidad de Riglos. Se casó con Francisca López Artieda, con quien tuvo un hijo: Sebastian Bretos López. Trabajaba en la antigua fábrica del carburo de la Estación de La Peña, donde ejerció de enlace sindical del sindicato CNT. El 3 de agosto de 1936 fue detenido por la Guardia Civil de Ayerbe y por falangistas mientras trabajaba en su huerto. No había querido acompañar previamente al maestro Mariano Constante Arán en su huida. Una vez encadenado, fue paseado de rodillas por las calles de Riglos. Pidió al paso por la puerta de casa Tornero despedirse de su hijo que estaba en los brazos de su madre, pero se le negó. Posteriormente fue trasladado al cuartelillo de Ayerbe.

El 5 de agosto su hermana le llevó allí comida y una muda, pero le comunicaron que ya no la necesitaría. Ella sí pudo observar en la puerta del cuartel cómo era subido a un camión junto a otros detenidos. Al querer acercarse para darle un abrazo, fue apartada violentamente por los guardias civiles.

El 15 de agosto fueron encontrados dos cadáveres abandonados en el carrascal de Loscorrales, que fueron trasladados y enterrados en el cementerio viejo de dicha localidad. Ambos fueron registrados en los libros de defunciones como 'hombres desconocidos' y muertos “como consecuencia de las heridas producidas al parecer por bala de fusil”.

La exhumación

Los trabajos se han centrado en la zona sur del cementerio, junto a la tapia, lugar señalado por los testimonios orales recabados de los familiares. Además, también servía como punto de referencia a esta ubicación la tumba de mosén José Pascual Duaso, párroco de Loscorrales asesinado por falangistas el 22 de diciembre de 1936, que se sitúa junto a la misma tapia sur, pero en la zona central del cementerio.

Tras eliminar la capa de tierra superior con una pequeña retroexcavadora, se procedió a excavar manualmente los enterramientos localizados. En su mayor parte se trataba de enterramientos individuales ordinarios, pero también fue hallada una fosa común que contenía dos cuerpos, situada a unos 4 metros de distancia de la tumba de mosén José Pascual Duaso. Desgraciadamente, la fosa común localizada se hallaba parcialmente afectada por una sepultura posterior y no se han podido observar signos evidentes de muerte violenta por arma de fuego. Tras concluir la exhumación, próximamente comenzarán los estudios antropológicos por parte de la antropóloga Miriam Gracia y los análisis genéticos en un laboratorio especializado.

En este sentido, el equipo responsable de los trabajos y la Asociación ARICO solicitan que quienes puedan aportar algún dato sobre el hasta ahora anónimo compañero de Sebastián Bretos o tengan ascendientes asesinados y enterrados en el cementerio de Loscorrales, contacten con ellos a través del correo electrónico decasetas@gmail.com.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión