Huesca
Suscríbete por 1€

Menjón conoce de cerca Els Trocs, la cueva donde hubo una matanza hace 7.300 años

La directoral general de Patrimonio Cultural visita el yacimiento de Bisaurri, relevante por la información obtenida acerca de los inicios de la ganadería trashumante en la Península Ibérica, hace siete milenos.

Marisancho Menjón durante su visita al yacimiento de Els Trocs.
Marisancho Menjón durante su visita al yacimiento de Els Trocs.
DGA

La directora general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, acompañada por el presidente de la Comarca de la Ribagorza, Marcel Iglesias, y otros representantes institucionales de la zona, ha visitado este martes el yacimiento neolítico de la cueva de Els Trocs, en el núcleo de San Feliu de Veri (Bisaurri),  también declarado Bien de Interés Cultural.  

La importancia de este yacimiento reside en el hecho de que ofrece una información excepcional, merced al estudio de los restos encontrados, sobre los inicios de la ganadería trashumante en la Península Ibérica, hace 7.000 años. Destacan, asimismo, los estudios de fauna (se ha documentado la mayor variedad de restos ornitológicos hallada en la Península), variedades de flora y tipo de alimentación de los animales y seres humanos de la época. Concretamente, se ha datado y documentado un episodio ocurrido en la cueva relativo a una matanza cuya antigüedad se sitúa en el sexto milenio a. C.

Els Trocs, la cueva con hábitat neolítico situada más al norte de Aragón, ha permitido documentar una secuencia de ocupación que abarca entre finales del sexto milenio y finales del cuarto milenio a. C., y que manifiesta una extraordinaria riqueza tanto de cultura material como de fauna, junto a una secuencia completa de dataciones radiocarbónicas y analíticas detalladas relativas a fauna, vegetación, polen, fitolitos, sedimentología, antropología y ADN.

Los abundantes estudios que se han llevado a cabo han permitido documentar un periodo que suscita un vivo debate científico a nivel internacional, y es el del trascendental paso de las sociedades cazadoras-recolectoras a las productoras, en este caso a la temprana práctica de la ganadería.

En el caso de Els Trocs, se ha podido analizar la transición del mesolítico al neolítico en el valle del Ebro y la posterior expansión o colonización durante el Neolítico antiguo de sus afluentes, tanto hacia el sur como hacia el norte, destacando la temprana colonización del Alto Pirineo, y el establecimiento de rutas trashumantes.

Los hallazgos realizados en el yacimiento demuestran que hace siete mil años, nuestros remotos antepasados neolíticos ya sustentaban una economía ganadera basada en la gestión de los rebaños combinando los pastos en las tierras bajas durante el invierno para pasar a las tierras altas pirenaicas durante el verano. Es la evidencia más temprana de este proceso en la Península Ibérica.

Gran potencia arqueológica

Durante unas prospecciones que se estaban llevando a cabo en la zona alta de la Ribargoza, en 2009, un arqueólogo aragonés localizó el yacimiento que pronto se valoró como muy importante por el Servicio de Prevención e Investigación del Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón. Conscientes desde el primer momento de su importancia, reconocieron un enclave neolítico completamente intacto y con un gran potencial arqueológico.

Fue ese mismo año cuando tuvo lugar la primera campaña de excavación en la zona codirigida por José Ignacio Royo, arqueólogo del servicio de Prevención e Investigación del Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, y Manuel Rojo, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Valladolid. A partir de ese momento, las campañas se sucedieron de manera ininterrumpida hasta el año 2016 y volvieron a retomarse entre 2018 y 2019, dándose por concluidas de momento, al haberse excavado aproximadamente el 50% del yacimiento, el cual ha quedado perfectamente protegido y conservado para posibles estudios futuros.

Los trabajos de excavación y análisis realizados a lo largo de todo este tiempo han contado con financiación del Gobierno de Aragón, con una suma que ronda los 60.000 euros. También ha colaborado en el sostenimiento de los trabajos el Estado (a través de los proyectos 'Los caminos del Neolítico' y 'Los caminos del Neolítico, II'), así como diferentes proyectos europeos liderados por científicos de varias universidades (nacionales y extranjeras). Por otra parte, centros de investigación del CSIC, CITA e INIA han aportado también sus científicos y conocimientos para el análisis de los restos encontrados en el yacimiento de Els Trocs.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión