Huesca
Suscríbete por 1€

Monzón, Barbastro y Binéfar reabren sus caminos romeros en el Lunes de Pascua

Poblaciones de distintas comarcas de la provincia de Huesca recuperan después de dos años sus tradicionales peregrinaciones a las ermitas como colofón de la Semana Santa.

"Había ganas". Esa fue la expresión más popular en la jornada de este Lunes de Pascua en las tradicionales romerías, recuperadas tras dos años de pandemia, en las ermitas de la Alegría en Monzón y Almunia de San Juan, en el Cinca Medio, y en el santuario de El Pueyo en Barbastro y La Bella en Castejón del Puente, en el Somontano así como en el oratorio de San Quílez, en Binéfar

En el Cinca Medio el fenómeno de la religiosidad popular trasciende lo ideológico para ser un fenómeno social, un signo de identidad y de pertenencia a la comunidad. Así se percibe desde Monzón o desde Pueyo de Santa Cruz, localidades que honran a su patrona cada Lunes de Pascua acudiendo en romería a pie, a caballo, en remolques tirados por tractores, en vehículos o en los autobuses fletados por el Ayuntamiento, para las personas de mayor edad.

En el caso de Pueyo de Santa Cruz, la romería de este Lunes de Pascua supone el final de la fiesta de los Quintos, con la célebre ronda cantada por el Chato, el mismo que entonó las jotas en la explanada del santuario de la Alegría este mediodía con su grupo Aires Monegrinos.

Verbena anticipada

También en Monzón la celebración empezó el domingo por la tarde, ya que la concejalía de Fiestas organizó una sesión de verbena de tarde noche para arrancar con buen ritmo una jornada de fiesta local. Este lunes, desde las 9.00 y durante buena parte de la mañana, una multitud de personas se han concentrado en la ermita de la Alegría para saludar a su patrona y los más fieles, para asistir a la misa del mediodía oficiada por el obispo Ángel Pérez que felicitó a los montisonenses. El obispo realizó "doblete" como afirmó, tras haber acudido previamente al santuario de la Virgen del Pueyo. 

Los voluntarios del Patronato de Festejos y de las asociaciones de barrios se encargaron de repartir entre los romeros torta con longaniza, zumos, agua o vino. Mientras que la Peña la Trifulca sirvió 300 raciones de huevos fritos.

Mientras, en Almunia de San Juan y tras la misa en la ermita, sonó la música de charanga a la vez que se repartían magdalenas e iban los porrones de mano en mano. En Castejón del Puente, tras la misa en el santuario de La Bella, con actuación de la coral local, hubo reparto de dulces y comida de hermandad en el local multiusos, con conga incluida. 

Y en el santuario de El Pueyo, los vecinos de Barbastro y Berbegal iniciaron la romería desde la plaza del Sol hasta el templo donde aguardaban los monjes del Instituto del Verbo Encarnado que oficiaron la ceremonia presidida por el canónigo José Mairal. A los pies del santuario, les esperaba la cruz del Pueyo para dar la bienvenida a las cruces de los municipios de Barbastro y Berbegal, en el denominado 'beso de las cruces', acto de bienvenida a los romeros.

Tras la eucaristía cantada por los monjes tuvo lugar la tradicional salutación a la virgen, se repartieron panecillos bendecidos y después el Ayuntamiento de Barbastro invitó a un ágape a todos los asistentes. 

A partir de ahora, alrededor de 40 poblaciones del Somontano y de La Hoya de Huesca acudirán durante esta primavera en romería al santuario del Pueyo, cumpliendo así con una tradición secular.

En la zona de La Litera, la romería a la sierra de San Quílez ha congregado este lunes a cientos de binefarenses, muchos de los cuales se han sumado a la invitación hecha desde  el Ayuntamiento de Binéfar para hacer el trayecto a pie, acompañados de la música de la charanga Los Helvéticos. Una vez en la sierra, los romeros han disfrutado del buen día y de un merecido almuerzo, así como de los juegos instalados en la explanada junto a la ermita, donde también se ha celebrado una misa.

La mañana se ha completado con la subida al palo para hacerse con el jamón colgado en lo alto, concurso al que han concurrido varios jóvenes, y con un vermú compartido para todos los asistentes que ha contado con la colaboración de las peñas. También han colaborado en la fiesta el grupo Scout y Cruz Roja. La recuperación tras la pandemia de esta tradicional romería se ha vivido con mucha animación y con gran poder de convocatoria sobre todo entre los jóvenes, aunque han sido muchas las familias que han acudido a la sierra reuniendo a varias generaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión