Huesca
Suscríbete por 1€

cine

La conexión entre Fraga y ‘Alcarràs’, la película catalana que ha dado la sorpresa en la Berlinale

La película ganadora del Oso de Oro se rodó en parte en el municipio oscense y además, un fragatino, Carlos Cabós, forma parte del reparto principal integrado por actores aficionados.

Carla Simón, durante el rodaje en Fraga.
Carla Simón, durante el rodaje en Fraga.
Heraldo

La película catalana que ha cautivado al jurado de la Berlinale, ‘Alcarràs’, de Carla Simón, tiene un importante vínculo con el municipio oscense de Fraga. Allí se rodaron varias de sus escenas y además, un fragatino, Carlos Cabós, forma parte del reparto principal que está integrado por actores aficionados. De hecho, con su testimonio da fe de que varios de ellos fueron reclutados entre las fiestas populares de varias poblaciones catalanas dedicadas a la producción de fruta.

"Nos tenía en su cabeza y no paró hasta encontrarnos", señala Cabós, al explicar cómo llegó a interpretar a uno de los componentes del largometraje distinguido con el Oso de Oro en Berlín. "Me apunté al casting después de ver un anuncio en las fiestas de Aitona y, cuando estaba en la fila dedicada a los extra, una persona de producción se acercó y me derivó al grupo de aquellos que daban el perfil de los papeles protagonistas", añade.

‘Alcarràs’ habla de la complicada situación con la que lidian los pequeños agricultores, atenazados por los bajos precios y dependientes de los mercados. Carlos Cabós da vida a Sisco, uno de los integrantes de la familia Solé, que se enfrenta a su última cosecha de melocotón, antes de que los árboles de sus tierras sean sustituidos por placas solares. Al igual que el fragatino, los actores han sido sacados de la vida real y además, de un lugar muy concreto, es decir, de una zona vinculada con el sector de la fruta, lo que garantiza su conocimiento y empatía con varios de los aspectos en los que profundiza la película. Carlos Cabós es un buen ejemplo. Durante casi 30 años, el fragatino ha estado dedicado a la agricultura, "hasta verme obligado a dejar mi explotación por ruina, con gran pena y dolor", explica. Su situación personal le ayudó a meterse en la piel de su personaje y, al mismo tiempo, fue "un gran estímulo" a nivel personal.

"Durante casi dos meses, dejé de recoger melocotones para formarme junto al resto del equipo", recuerda Cabós, que agradece la formación y el trato recibido por la directora, Carla Simón, quien ya había ganado el premio a la mejor ópera prima con ‘Estiu 1993’ en el festival de Berlín de 2017. Según explica este actor aficionado, la catalana alquiló una masía en la provincia de Lérida, donde "nos reunía casi a diario, con el fin de crear vínculos entre nosotros y afianzar nuestro compromiso con los personajes. También nos animaba a improvisar escenas y durante un tiempo, llegamos a grabar escenas previas a la acción que se narra en la película, lo que nos ayudó a adentrarnos en la historia y ser más conscientes de nuestro papel", añade.

"La experiencia ha sido increíble, gracias a la profesionalidad del equipo y en especial, al trabajo de la directora, que supo dirigir nuestros pasos y entrenarnos a conciencia", explica Cabós, que ya había coqueteado alguna vez con el mundo de la interpretación, a través del grupo local de teatro Génesis. También fue seleccionado como figurante para la película ‘The Path’, grabada en diferentes localizaciones de Aragón y Cataluña.

El rodaje de ‘Alcarràs’ tuvo lugar durante el verano de 2021, coincidiendo con la campaña de fruta y un año más tarde de lo previsto, al ser pospuesto por la crisis derivada del coronavirus. Dentro de sus parajes, aparecen varias zonas de cultivo del municipio de Fraga, entre ellas, las partidas de Monral, El Puntal y Litera. También incluye una escena grabada en una de las zonas más reconocidas de la capital del Bajo Cinca, la discoteca Florida 135, de la que forma parte Carlos Cabós. Para su grabación, contaron con la colaboración del Ayuntamiento de Fraga, que cedió al equipo las instalaciones del pabellón del Sotet y además, les prestó apoyo logístico.

Durante el anterior mandato, Carlos Cabós fue concejal municipal de Podemos, aunque acabó renunciando a su cargo. El fragatino sigue definiéndose como agricultor, aunque las circunstancias le hayan obligado a cambiar de empleo y en la actualidad, le hayan subido sobre un camión de transportes. Precisamente, la entrega de premios del festival coincidió con su estreno en su nuevo puesto de trabajo. Tuvo el tiempo justo de bajarse del camión y acudir al acto organizado en Alcarràs, donde, junto a otros miembros del elenco, siguieron el desarrollo de la entrega de premios. Al escuchar el nombre de la película, "grité y salté de emoción", cuenta. "Aún cuesta creerlo", subraya, aunque puntualizando que se trata de un proyecto "merecedor" de esta distinción, "por su emotividad y compromiso". "Hace algunas semanas, nos hicieron un pase especial y mi mujer lloró de principio a fin", recalca, explicando que se trata de una historia que cala en aquellos que sienten apego por el sector agrario y la tierra. También ella aparece como extra en la película. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión