Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Lingüistas aragoneses refutan la teoría del origen catalán del benasqués (o patués)

José Antonio Saura y Francho Nagore critican un artículo publicado por el semanario valenciano El Temps, aunque difieren sobre su denominación: una lengua románica propia o una variedad del aragonés.

Plaza del Ayuntamiento de Benasque.
Plaza del Ayuntamiento de Benasque.
Laura Uranga

El semanario valenciano El Temps de política y cultura, que cuenta con el apoyo económico de la Generalitat Valenciana y de la Generalitat de Cataluña, ha desatado la polémica con la publicación del artículo 'Un habla catalana singular: el benasqués', firmado por el alicantino David Garrido, doctor en Historia por la Universidad Autónoma de Barcelona. Lingüistas aragoneses como José Antonio Saura y Francho Nagore, ambos citados en el propio ensayo, coinciden en refutar esta teoría contundentemente, aunque difieren a la hora de dar una denominación al benasqués o patués: una lengua románica propia o una variedad del aragonés. 

El autor considera que "con la Academia de la Lengua Aragonesa y el españolismo zaragozano por montera, difícilmente el catalán-benasqués recuperará la vitalidad del pasado" y acusa a entidades como el Consello d'a Fabla de tratar "borrar cualquier similitud gráfica del aragonés normativo nuevo con el catalán". Por ello, apela a la "catalanidad" para que sobreviva la lengua del valle de Benasque.

Para David Garrido, una de las principales pruebas del origen catalán del benasqués es que los vecinos del valle lo utilizan para comunicarse con los demás catalanohablantes, mientras que con los aragoneses emplean siempre el castellano. "¿Por qué lo hacen? ¡Vaya! Es una obviedad. Entre catalanohablantes, se sea de donde se quiera, hablamos en catalán, desde los tiempos del condado de Ribagorza hasta hoy", afirma. Y alude a que la Gran Enciclopedia Catalana también lo define como "dialecto del catalán, de transición hacia el aragonés". También critica que se conozca a la Maladeta como Aneto y sitúa a esta montaña dentro de Cataluña, "como el valle que se sitúa a sus pies, que demuestra su catalanidad conservando su tradicional y peculiar hablar. Sí, es catalán", insiste.

El filólogo José Antonio Saura es uno de los mayores expertos en el patués y de hecho, ultima cuatro libros: una ortografía de unas 200 páginas, una gramática de 650 páginas, un léxico benasqués y castellano-benasqués con 30.000 voces y un libro sobre la autonomía de la lengua donde ha estudiado más de 1.000 documentos desde el siglo IX. Y su respuesta al artículo es contundente: "Es parte de la teoría pancatalanista según la cual todo lo que va de Benasque hasta Ibiza y de Falces a Guardamar es catalán. Pero los que hemos estudiado el benasqués, somos benasqueses y profesores de esto, hemos publicado 82 artículos y bastantes libros sabemos que es una lengua románica aparte fruto de la evolución del latín vulgar aquí con influencias muy antiguas de tipo occitano de finales del siglo VIII". 

Saura explica que el benasqués tiene otras influencias como la aragonesa a partir del siglo XI o XII "porque cuando Ribagorza entra en el Reino de Aragón se incorporan no pocos aragonesismos". Asegura que además contiene galicismos y un número "enorme" de castellanismos. Y admite que hay "cosas iguales" con el catalán "pero eso no quiere decir que lo sea porque Ribagorza nunca ha pertenecido a Cataluña y no hay ninguna relación genética más allá de que para mí el catalán es un dialecto occitano y hay cosas convergentes", subraya.

Este lingüista también rechaza que se defina al benasqués como una variedad del aragonés "porque cuando llega en el siglo XI ya se hablaba aquí el latín evolucionado". Además, destaca que tipológicamente hay "una gran distancia" por ejemplo con el aragonés cheso

Reunión Puig-Aragonés
Los presidentes de Valencia y de Cataluña, Ximo Puig y Pere Aragonés, este miércoles
Juan Carlos Cárdenas/Efe

"No es un artículo científico, son una sarta de barbaridades"

Mientras, Francho Nagore, nombrado recientemente miembro de la Academia Aragonesa de la Lengua, critica duramente el artículo "porque no es científico sino una sarta de barbaridades nombrando autores y fechas de publicación sobre algunos trabajos de la frontera lingüística catalanoaragonesa pero a su conveniencia y sin profundizar mucho, y además miente claramente".

Para este lingüista, expertos como Manuel Albar o Joan Corominas ya demostraron que el benasqués no era catalán, sino que más del 60% de los elementos eran aragoneses y de otro tipo como occitanos. Por ello, él lo define como una variedad dialectal del aragonés de transición hacia el catalán, dentro de un complejo dialectal ribagorzano. Y destaca por ejemplo su diptongación, que es uno de los elementos que marcan la diferencia entre el aragonés, que sí la hace, y el catalán, que no.  

Este lingüista hace hincapié, además, en que dentro del ribagorzano hay dos variedades, una que abarca el valle del Ésera y otra los valles del Isábena y del Noguera-Ribagorzana. En la primera hablan un aragonés-ribagorzano y en la segunda, catalán-ribagorzano, "lo cual no quiere decir que eso sea Cataluña porque eso son argumentos falaces e infantiles", subraya. Pone como ejemplo que en la zona de Castejón de Sos llaman 'martiello' al martillo (con diptongación y conservación de la 'o' al final), mientras que en la zona de Castanesa hablan de 'martell' (sin diptongación y con la 'o' caída). Además, asegura que hay mucho léxico aragonés continuación del que se usa en otras zonas de la provincia.

Nagore reconoce que la "intercomprensión" entre las variedades del aragonés de los valles altos, incluso entre el ansotano y el cheso, es "más difícil" que entre las zonas del Prepirineo y del Somontano "porque fue extendiéndose hacia el sur y se fue homogeneizando". "Y el benasqués tiene unas peculiaridades propias y unos elementos claros de transición hacia el catalán, como todo el ribagorzano, aunque no deja de ser aragonés aunque quizá sea más complicado de entender. Pero no es catalán", afirma.

Con todo, Francho Nagore entiende que un dialecto solo se puede considerar como lengua independiente si tiene un apoyo claro para implantarla en la administración, en la enseñanza, en los medios de comunicación... "Si no se usa, es solo una lengua en potencia", señala.

Críticas de la Plataforma No Hablamos Catalán

La Plataforma No Hablamos Catalán se ha sumado a estas críticas y considera que la publicación de este artículo "demuestra una vez más que imponer el catalán en la zona oriental de Aragón no es más que el caballo de Troya del nacionalismo catalán para extenderse por Aragón a costa de las modalidades aragonesas propias".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión