Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Javier Belenguer deja la alcaldía de Quicena "por motivos profesionales"

Después de seis años de mandato, le ha sucedido en el cargo Rafael Blasco, concejal del PP, desde el pasado miércoles.

Javier Belenguer, ex-alcalde de Quicena, en el Castillo de Montearagón.
Javier Belenguer, exalcalde de Quicena, en el Castillo de Montearagón.
Laura Uranga

El Ayuntamiento de Quicena cuenta, desde el pasado miércoles, con un nuevo alcalde. A Javier Belenguer, que ha ocupado el cargo desde 2015, le releva en el puesto Rafael Blasco, concejal del Partido Popular. Su marcha se debe a "motivos personales y profesionales", ha asegurado el exalcalde. "Mi dedicación profesional actual no me deja tanto tiempo libre como antes, y ya no me quedan horas en el día para todo, porque también tienes que dormir, un rato para la familia...", ha dicho Belenguer.

Concejal del PP desde el año 2011, Javier Belenguer vio cómo el partido ganaba las elecciones ese mismo año, aunque los votos obtenidos no fueron suficientes para gobernar frente al pacto de la oposición. Finalmente, en el año 2015, el partido obtuvo mayoría absoluta y Belenguer se convirtió en alcalde de Quicena, repitiendo en el año 2019. "Ha sido una decisión que he tomado en el verano, aunque ha habido algún tema de salud que me ha ayudado a decidirme", ha declarado Belenguer. 

"Cuando te haces cargo de una alcaldía, tu vida personal se reduce mucho y, al final, priorizas lo que te da sustento", ha lamentado el exalcalde. Sin embargo, seguirá vinculado a la política. "Dejo la política activa, pero seguiré siendo afiliado del PP y, además, los cargos en la junta directiva provincial y regional los seguiré manteniendo".

Respecto a sus 6 años como alcalde de Quicena, Belenguer se queda con que "hemos iniciado proyectos que han supuesto inversiones millonarias en el municipio". "Dimos los primeros pasos para la depuradora, arreglamos el tejado del edificio del ayuntamiento viejo, hemos hecho importantes reformas de cara a la mejora energética del edificio del consistorio...", ha enumerado Belenguer, que no se olvida de las obras del Castillo de Montearagón, situado en Quicena. "Fueron labores de casi 1,2 millones con un proyecto y otros 300.000 euros de actuaciones de urgencia y nosotros hemos luchado por que se pudieran acometer, y ahora están desarrollándose", ha destacado. "Es un logro compartido con la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón, que son los que llevan 25 años dando el callo", ha sentenciado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión