Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Los pueblos de La Sotonera alzan la voz ante el Justicia por la falta de médico, de agua potable y de servicios bancarios

Los vecinos también denuncian los problemas para llenar el colegio de Bolea, las amenazas medioambientales de una macrogranja de Lierta o la peligrosidad de la travesía de la A-132 a su paso por Plasencia del Monte.

El Lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, se ha reunido en Bolea con representantes de asociaciones vecinales de varios pueblos de La Sotonera.
El Lugarteniente del Justicia, Javier Hernández, se ha reunido en Bolea con representantes de asociaciones vecinales de varios pueblos de La Sotonera.
Justicia de Aragón

El cierre de la consulta del médico durante todo el mes de agosto, cuando la población se multiplica por la ocupación de las segundas residencias; la falta de agua potable por exceso de nitratos; los recortes de los servicios bancarios; las dificultades para completar las plazas del colegio por el traslado de alumnos a Ayerbe; o las amenazas medioambientales de una macrogranja. Estos son algunos de los problemas que han trasmitido este jueves los vecinos de los pueblos del municipio de La Sotonera al Lugarteniente del Justicia de Aragón para alzar la voz por el "maltrato y desamparo" que sienten por vivir en el medio ruralJavier Hernández ha tomado nota de todas las reivindicaciones y se ha comprometido a abrir expedientes para cada una de ellas. 

El encuentro fue concertado inicialmente a raíz de una queja de la Asociación A Cerecera de Bolea, secundada por el resto de entidades y colectivos del pueblo, sobre la prestación sanitaria al enterarse de que durante todo el mes de agosto se iban a quedar sin médico, que habitualmente pasa consulta cuatro días a la semana cubriendo no solo Bolea sino también Aniés, Puibolea y Lierta

Gloria Bailo, presidenta de la asociación, reconoce que el problema de la falta de médico en verano no es nuevo y que de hecho en 2018 ya protestaron ante el departamento de Sanidad. "Pero al saber que esta vez iba a durara un mes, esta vez hemos dado un paso más acudiendo al Justicia", explica. Y es que denuncia que hay mucha población envejecida "y no tienen facilidad para bajar al médico a Huesca o si van con los hijos, estos tienen que pedir permiso". También se quejan de las dificultades que tienen para pedir cita previa "porque hay gente que le ha costado muchas llamadas e incluso alguno ha bajado de propio y eso complica mucho la vida". Confían en que la mediación del Justicia "sirva al menos para que el año que viene no se repita la situación".

El Lugarteniente, Javier Hernández, ha calificado de "sorprendente" que estos pueblos, como otros del Aragón rural, se queden sin médico en verano que es cuando más habitantes tienen. "Todos sabemos que hay carencias de médicos porque estamos en pandemia pero el departamento tiene que hacer algo para que esto no ocurra porque la función de la administración es tomar las medidas necesarias para que estos servicios no se queden sin prestar", ha manifestado.

Respuesta de Sanidad

En respuesta a esta queja, desde el departamento de Sanidad explican que el médico de Bolea está de vacaciones y que la atención se ha organizado como en años anteriores. "Estos pueblos dependen de la zona de salud de Huesca Rural y ahí siempre hay dos médicos para atender los cupos de los compañeros ya que no hay bolsa de empleo para cubrir todas las vacaciones desde hace años", resaltan. Además, aseguran que Enfermería va con "normalidad". "Es decir, tienen garantizada la atención sanitaria", recalcan. El titular se jubila el próximo mes de septiembre y hasta que salga la plaza a un concurso de traslados u oposición, se cubrirá de manera temporal, señalan. 

Los vecinos de Bolea han aprovechado la visita del Lugarteniente del Justicia para plantearle también las dificultades que genera no disponer de un servicio bancario presencial ya que desde hace 15 días solo disponen de cajero automático "que no lo soluciona todo porque hay una gran brecha digital de la gente mayor". 

Javier Hernández ha agradecido la oportunidad de poder conocer de primera mano "problemas que afectan a todo el ámbito rural de Aragón". Además de las carencia de servicios sanitarios -incluido el recorte de días de consulta en Aniés- o de agua potable de varios pueblos, también ha recogido la queja de los vecinos de Plasencia del Monte por la peligrosidad de la travesía de la A-132 "porque la gente pasa a mucha velocidad sin que haya ninguna medida para evitarlo"; los problemas de escolarización en la zona "porque los niños de unos pueblos van al colegio de Bolea pero otros van a Ayerbe y el primero se está quedando con pocos alumnos"; o la denuncia de los vecinos de Lierta por el proyecto de instalación de una macrogranja "que no se sabe muy bien de dónde va a sacar el agua o cómo va a hacer el transporte del ganado". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión