Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

El valle de La Fueva vuelve a movilizarse contra los macroparques fotovoltaicos

Unas 200 personas han acudido este sábado a la protesta convocada en Samitier donde han representado el "éxodo" que implicaría la ejecución de un proyecto de 400 hectáreas. 

Protesta de los vecinos de La Fueva contra los macroparques fotovoltaicos.
Protesta de los vecinos de La Fueva contra los macroparques fotovoltaicos.
Marta Montmany

“Yo no quiero volver a vivir una experiencia como la del pantano. Quiero seguir viviendo aquí que es el territorio donde nací y dónde se criaron mis hijos y mis nietos” . Son palabras de Rosa, una de las más de 200 personas del valle de La Fueva que este sábado han vuelto a movilizarse para mostrar su rechazo a un macroproyecto fotovoltaico planteado por una empresa energética, un total de 400 hectáreas con una potencia de 150 megavatios

Provisto de maletas y llegados en autobús desde Tierrantona y en coches particulares desde los distinto pueblos del municipio, los convocados han representado para un corto audiovisual el papel de emigrantes cuyo éxodo tiene que ver con la expulsión de población que supondría ejecutar el macroproyecto. El video se ha rodado en Samitier, cerca de una instalación de placas solares pero de una extensión de una hectárea, algo que consideran sostenible. En él se confronta el éxodo que supuso el embalse de Mediano en los años 60 con el que temen que se produciría con este macroparque. 

“Hoy estamos aquí, junto al pueblo de Mediano, como un testigo vivo del castigo que sufrió nuestra comarca en pos del progreso. Las gentes de los territorios de montaña debían entender que sus casas y campos, sus recuerdos y sueños, acabaran bajo las aguas de un pantano para poder producir energía y desarrollar regadíos o cultivos más abajo”. Así empezaba el manifiesto leído por Carlos Espluga, miembro de la plataforma contra las placas. "Hoy, 52 años después, el quizá mal llamado progreso vuelve a tocar la puerta del mundo rural, volviéndonos a pedir nuestro esfuerzo, tierra y futuro para instalar un nuevo pantano, en esta ocasión, de cristal y chapa”, denunciaron.

Los vecinos de La Fueva han representado el "éxodo" que supondría la ejecución del macroproyecto.
Los vecinos de La Fueva han representado el "éxodo" que supondría la ejecución del macroproyecto.
Marta Montmany

Los manifestantes consideran que las administraciones y empresas eléctricas deben entender que el progreso es desarrollar proyectos que llenen sus escuelas, incentiven la puesta en valor de los productos locales o ayuden a quienes quieren montar una empresa para vivir aquí y crear puestos de trabajo. "El progreso es que hoy podamos generar electricidad allí donde se consume y no la ocupación de terrenos para la generación eléctrica para su posterior distribución y consumos a cientos de kilómetros de aquí”, subrayaron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión