Despliega el menú
Huesca

Enfermeras aragonesas también logran extraer la séptima dosis de cada vial de la vacuna

Según el departamento de Sanidad, lo habitual es conseguir seis. Sin embargo, la habilidad de los profesionales hace que expriman al máximo tan preciado recurso.  

Una estudiante del campus de Huesca vacunándose el pasado martes en el centro de salud de Los Olivos.
Una estudiante del campus de Huesca vacunándose el pasado martes en el centro de salud de Los Olivos.
Javier Blasco/EFE

La habilidad de dos enfermeras valencianas que han conseguido, mediante el uso de una aguja de mayor precisión y con menor espacio muerto, extraer una séptima dosis de cada vial de la vacuna anticovid de Pfizer, las ha hecho famosas. Pero no son las únicas en exprimir al máximo este preciado recurso. También hay sanitarios de Aragón  que están logrando arrancar una séptima dosis.

Así lo corroboran profesionales de los equipos de enfermería del Salud, que se muestran sorprendidos por la relevancia dada a la noticias de sus colegas valencianas. "Aquí ya llevamos semanas sacando una séptima dosis", comentaba una trabajadora de las unidades encargadas de la inmunización. Aunque lo habitual es la extracción de seis inyecciones, la destreza de los sanitarios permite, aprovechando al máximo el líquido de la aguja, realizar una vacunación más. "Depende de la habilidad de cada profesional, y del método, según cómo pongas la aguja y de si se pierde una gota en el momento de sacar el aire", indicaron las mismas fuentes.

Cada vial de Pfizer contiene 0,45 mililitros que se debe diluir con 1,8 ml de suero para obtener una mezcla total de 2,25 ml. Cada dosis inyectada debe tener 0,3 ml y por tanto sería posible sacar hasta siete con el remanente.

Sin embargo, los expertos aseguran que no es una maniobra sencilla de realizar sino que hay que ser muy habilidoso ya que al extraer el aire del vial, lo normal es que se pierda una pequeña gota que impida sacar más de seis dosis. Por ello, creen que quizá con una aguja más pequeña se desperdiciaría menos líquido y sería más fácil apurar hasta las siete de forma más habitual.

El departamento de Sanidad señaló que lo habitual es extraer seis dosis, lo que está haciendo posible tener buenas cifras de vacunación: 85,78% de las vacunas administradas con respecto a dosis disponibles. En el cálculo de este porcentaje se contabilizaban cinco por vial de la vacuna de Pfizer/BioNtech, pero existe la posibilidad de administrar hasta seis, y de hecho desde el pasado 27 de enero ya se contabilizan en la estadística.

La Comunidad está sacando el máximo provecho de cada vial, frente a las cinco que se están obteniendo en Andalucía, Madrid o Cataluña, y lo está haciendo con una jeringuilla producida en Italia. Aragón no utiliza las que se fabrican en planta de Becton Dickinson en Fraga, que han sido las elegidas por otras autonomías, además de por países como Inglaterra, Estados Unidos o Canadá.

El modelo elegido por el departamento aragonés de Sanidad se denomina Caress, de la empresa Nacatur. La jeringuilla italiana permite un 97% de aprovechamiento de la vacuna (100% en las cinco primeras y 81% en la sexta). El porcentaje de la última dosis crece a diario y ya se está obteniendo casi el 100%. A esto se añade la técnica utilizada por el personal sanitario para perfeccionar la extracción y la aplicación y hacer que el aprovechamiento sea el máximo.

Etiquetas
Comentarios