Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

fiestas de san lorenzo 2020

La feria taurina: "Seguiremos entrenando con la misma ilusión para disfrutar el doble en 2021"

Los aficionados, de sol y de sombra, y los alumnos de la Escuela Taurina lamentan la suspensión de la feria. No obstante, coinciden en que "lo primero es lo primero y el año que viene la cogeremos con más ganas".

Pedro Sierra, Miguel Porta, Manuel Araujo, Nacho Boné y Jorge Mallén, en el palco de la plaza de toros de Huesca..
Pedro Sierra, Miguel Porta, Manuel Araujo, Nacho Boné y Jorge Mallén, en el palco de la plaza de toros de Huesca..
Rafael Gobantes

Siguiendo la estela de la inmensa mayoría de ferias del país, la cancelación del San Lorenzo 2020 ha conllevado también la suspensión de los festejos taurinos de Huesca para tristeza de los aficionados y de los chavales de la Escuela Taurina Oscense, que esperaban torear la becerrada e incluso una posible novillada. "Pero lo primero es lo primero y el año que viene la cogeremos con más fuerzas y ganas», coinciden todos.

Los tendidos de la plaza estarán vacíos, tanto en la sombra como en el sol. Al primero está abonado Manuel Araujo, un gaditano que lleva ya 46 afincado en Aragón y que presume de familia torera ya que un sobrino va de banderillero en la cuadrilla de Morante desde hace 14 años . "No he faltado ningún San Lorenzo. Empecé en el sol con toda la juventud. Nos lo pasábamos en grande y casi lo que menos importaba eran los toros. Pero llega un momento que la edad te dice que no puede ser y después de pasar muchos años debajo del reloj con la familia y amigos llevo unos cuantos ya en la barrera porque me gusta ver los toros de cerca, ver trapío, los pases...", explica. Tal es su afición que ahora que está casi jubilado se ha metido a colaborar en la escuela taurina. En su caso, se muestra comprensivo con la situación y confía en que en 2021 vuelva a la normalidad "y tengamos también el apoyo de las instituciones para proteger la fiesta", reivindica.

Otros prefieren el sol, como Pedro Sierra, un fijo en el tendido que ocupan las peñas. Tiene 55 años y recuerda ir a la plaza desde los 14 años fijo "aunque con 12 o 13 ya nos colábamos algún día". Asegura ser "muy de San Lorenzo" y aficionado a los toros "aunque no soy muy entendido", matiza. Empezó en el sol atraído por el ambiente "y ahora voy porque llevamos muchos años con los amigos y es casi una tradición juntarnos en nuestro rincón". Reconoce que este tendido "a lo mejor tiene un poco de mala fama" por algunos comportamientos incívicos, pero añade que hay muchos ambientes distintos. "Desde la grada de los jóvenes, que suelen estar más pendientes de otras cosas aunque cada vez con más respeto a las faenas; a las cuadrillas de gente de 40 años para arriba que están en la zona superior más tranquilos".

Pedro Sierra confiesa que en su caso particular, casi se "alegra" de la suspensión. "Iban a ser muy tristes porque uno de los miembros de mi cuadrilla de los toros falleció hace dos meses y mi cuñado, Carlos, justo después de las fiestas del año pasado. Hubiera sido un San Lorenzo muy raro porque en los días de alegrías y celebraciones te acuerdas más de lo que te falta. También me da muchísima pena por la hostelería y todo el mundo que vive de esto, además de los jóvenes que no van a poder disfrutarlas, pero ya habrá tiempo en 2021", apunta.

También ha sido una decepción para los alumnos más mayores de la escuela taurina que dirigen el matador Ricardo Aguín, El Molinero, y el banderillero Pablo Ciprés. Para Nacho Boné y Jorge Mallén, ambos de 16 años, hubiera sido la oportunidad de volver a pisar el albero oscense tras su debut del año pasado. "Teníamos previsto torear otra vez la becerrada y estaban pensando incluso en hacer una novillada, además de ir todos los días a los toros, que es donde se aprende, pero nos hemos quedado sin todo eso", se lamenta Nacho, que lleva cuatro años ya en la escuela con cada vez más afición "porque después de torear la primera becerra, te vas enganchando".

Jorge empezó hace ya 9 años y también sueña con tomar algún día la alternativa en Huesca. "Esperábamos torear aunque fuera una tarde en las fiestas, pero no va a poder ser. Aun así, seguimos con la misma ilusión toreando en el campo a puerta cerrada y esperando con más ganas al San Lorenzo de 2021 porque llegaremos más preparados", subraya.

La terna la completa Miguel Porta, que tiene 18 años y lleva ya una década como alumno. "Al principio empezamos todos como un juego pero poco a poco nos lo vamos tomando más en serio y se te va metiendo esa afición en las venas hasta que ya no te la puedes quitar", asegura. Admite que le da "mucha rabia" no poder celebrar este año las fiestas, pero también deja claro que seguirá entrenando "para aprovechar al máximo todas las oportunidades que se nos pongan por delante y tratar de disfrutar el doble el año que viene".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión